Irineo Leguizamo

www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 15 años difundiendo nuestras raíces ~ 2017


Hermano Damasceno (HD)

"HD" El solo enunciado de esta sigla traslada como por arte de magia a muchos adultos al mundo de su niñez y años escolares.

    

Porque HD fue el maestro que por décadas enseñó historia a los uruguayos. Sus libros conocieron una amplísima difusión a lo largo y ancho de todo el territorio nacional. Seguramente que en muchos hogares se guarda aún con cariño y hasta con veneración algunos de aquellos como para servir a más de un estudiante y de variado tipo de letra para facilitar la tarea de aprendizaje del alumno.
¿Pero, quién fue HD verdaderamente?. Muchos no sabrían decirlo, pues tras estas dos simbólicas letras el celebrado autor quiso mantenerse en el anonimato más completo, sin ofrecer en sus textos la más leve pista que indujera al lector a descubrir la verdadera identidad del autor. HD fue un religioso, francés de nacimiento, llegado como misionero a nuestro país en 1891 y perteneciente a la comunidad de Hermanos de la Sagrada Familia. En  ocasión de la aparición de su primer texto de historia (1901) y viviéndose en la República tiempos de intolerancia y sectarismo religioso, por consejo de su Director, que deseaba evitar al autor potenciales sorpresas desagradables, escondió su nombre de religioso, Hermano Damasceno, bajo el enigmático HD.
El inesperado y sorprendente éxito de sus obras habría de popularizar la sigla, pero siempre manteniendo un halo de misterio sobre la identidad del autor.
El Hermano Damasceno (Eduardo Perret), francés de nacimiento y uruguayo de adopción, vivió toda su vida de religioso y entrega a la noble causa de la educación, en el barrio de la Aguada, en la intersección de las calles Libertador ( ex Agraciada) y Lima, en el Colegio Sagrada Familia. Nacido el 8 de octubre de 1874, en Cervens (Francia) próximo al lago de Ginebra, llegó a nuestras playas en 1891.  Fue partícipe de los difíciles comienzos del Colegio Sagrada Familia en casas más o menos adaptadas hasta verlo en su esplendor institucional en 1957 cuando un 28 de abril entregó definitivamente su alma al Creador. Apenas abandonó éste, su segundo hogar para visitar su tierra natal dos veces y una vez para realizar una breve suplencia en otro Colegio de la congregación.

Trabajador incansable y tesonero, fue maestro de “claridad total” como se le definió en su momento, produciendo bajo diversos seudónimos una serie de manuales de estudio de amplísima  aceptación escolar no solo en historia, sino también en religión, gramática y geografía. Autodidacta, formado según los planes de su propia Congregación unió a la extrema humildad y sencillez una envidiable capacidad de trabajo que le permitieron sobrepasar las 120 ediciones en sus diversas obras. 

Irradió para todo un país, ocultándose siempre bajo diversos seudónimos,  una serie de manuales que lo hicieron célebre a lo largo de tres generaciones de estudiantes uruguayos.


 Nacido Eduardo Gilberto Perret, en 1874 en Cervens, pequeña aldea de la Alta Saboya, el Hno. Damasceno hizo profesión de fe en 1891 trasladándose al Uruguay dos meses después, para formar parte de la obra de educación que su congregación había iniciado en Montevideo en 1889, el Colegio de la Sagrada Familia, en el barrio de la Aguada. Durante 66 años, este francés que no conocía al llegar - con tan solo 17 años de edad - ni siquiera el idioma del país, se dedicó a un humilde, tenaz y valiosísimo apostolado educativo que trascendió la docencia directa por medio de la preparación de textos para la enseñanza primaria, secundaria y magisterial, especialmente en Historia, pero también en Gramática y Religión.
Muchas generaciones de uruguayos aprendieron en sus libros, adoptados como textos también en las escuelas públicas, a conocer la historia del país. Ya en 1900 publicó su primer " Ensayo de Historia Patria" que llegó a su décima edición; a esta obra siguieron tres libros mas de historia nacional adaptados a los distintos años del ciclo escolar; todos conocieron mas de diez ediciones, en cada una de las cuales eran corregidos, mejorados y actualizados hasta llegar - con un criterio muy actual - hasta los acontecimientos contemporáneos mas recientes. Su concepción didáctica se basaba en el método de las efemérides y en el desarrollo de un texto principal, enriquecido con notas al pie y al final de cada capítulo. Su visión de la Historia privilegiaba los aspectos políticos y la anécdota sin dejar de considerar - aunque en menor grado- los aspectos sociales, económicos y culturales. Detrás del pedagogo puede verse al religioso, al militante de la fe y por eso el Hermano Damasceno no dejaba de plantear juicios de valor , condenaciones o apologías en el tratamiento de los episodios históricos. Su estilo es conciso pero deja traslucir sin embargo en algunos pasajes el vuelo poético de la formación académica francesa. Estos manuales, superadas las concepciones pedagógicas que los inspiraron, fueron utilizados hasta la década del 60, y significan por lo tanto una referencia ineludible en la formación del imaginario colectivo de los uruguayos de este siglo. Aún hoy pueden encontrarse sus múltiples ediciones en bibliotecas públicas o en librerías de usados y, seguramente, todavía se deben guardar muchos como recuerdos en las bibliotecas particulares.


       Regresar a Enlaces Uruguayos