Irineo Leguizamo

www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 10 años difundiendo nuestras raíces ~ 2012


Roberto Bianco


BRINDIS POR LA ROSA



Por. Roberto Bianco

Aquella vez todos la tuvimos clara, ya sea por rebeldía espontánea o lo que sea, no quedo otra que acompañar a la Rosa hasta su última morada. Nos constituimos en un santiamén en la comparsa lubola “Los Rositas”, sin estandartes, color de bandera, etnias, credos, ni menos condición social. Nos agrupamos como para una tarea común, rendirle las pleitesías póstumas que merecía la formidable negra.

Y así se hizo, la llevamos en andas de nuestra emoción del Sur (su cuna) al norte (su morada final). Hicimos parada en cada esquina, como cuando salíamos hacer tablados, con la barra de “allá abajo”, donde ella se anotaba porque era del palo. Quien diga que fue un cortejo dolorido, embroncado(1) no sabía ni medio quien era “La Negra”: Los negros y los blancos con libertad de cultos y negristas por vocación, no lloramos a nuestros muertos, resucitan en cada fogata de diarios que levantan las lonjas de los tambores, en cada sorbo de vino tinto, en las estrellas de cinco picos que santifico algún “cacique” retinto, para velar por las almas de nuestros ilustres negros.

Coreando su nombre que se hizo trueno en las calles la despedimos ¡meta tambor! Imaginamos que iba al frente de la comparsa, cimbreando sus anchas caderas, besando a los niños y abierta de oreja a oreja, su carcajada de almidón. Otros, con su tambor al hombro y los brazos caídos (en señal de duelo), también le rindieron su réquiem. Porque los negros son así y nadie es quien para andar metiendo la cuchara en su recóndito duelo.

Los bloques del frente que amurallaban la demolida fachada del que fuera antes el conventillo MEDIOMUNDO, (El Cacique) Juan Ángel Silva, en aquel muro de hormigón, colocó los trofeos pertenecientes a su legendaria comparsa MORENADA, estandarte, banderas, abanicos, medias lunas, bastones, galeras, escobillas. Después descolgó el ultimo dominó(2) que el vistió dirigiendo a su entrañable comparsa, lo puso en manos de su dos hijos, Waldemar y Raúl expresando su deseo de que ese dominó(2) cubriera el ataúd (que transportaba a la Rosa), junto con la bandera uruguaya y la del club de sus amores Nacional. Su deseo fue cumplido y al final de la ceremonia al pie del panteón de AGADU se le entregó el dominó(2) a los familiares, como tributo póstumo a la formidable vedette de comparsería Afro-uruguaya.

Así fue la cosa, los que no pudieron ir en autos, camiones, jardineras, motos, bicicletas o a caballo, se conformaron con aplaudirla desde la vereda, o tirarle una flor al paso lento de aquel mar de gente.

Distintas instituciones deportivas y culturales marcaban presencia mostrando
sus banderas a media asta y muchas banderas uruguayas flameaban desde las
ventanas y las esquinas.
2)
Fue algo pocas veces visto un fenómeno de convocatoria espontánea que
marco un hito en la historia civil de nuestra sociedad. Era el pueblo que se mostró tal como és, sin “TONGOS(4) NI TANGAS(5)” valga el titulo de su libro, escrito en momentos difíciles de su vida, que supero escribiendo. Fue una purificación fermental, esgrimiendo una razón espartana, más fuerte que el mito, más fuerte que el tronar de los tambores en su ronca funerala.

Nadie sabía hasta que punto “La Negra” se había metido en el alma del pueblo. Tubo que pasar eso, verlo con nuestros propios ojos y asistir al último baile que “La Rosa” nos tenía reservado para su floreo final. Diga que teníamos a mano los tambores y en lugar de ponernos a llorar nos largamos en llamada y como siempre pasa al paso de los tamborileros, se sumaba gente y más gente hasta que era un pueblo se vienia de coladera(3) siguiendo la comparsa. –“¡Vamos Negra…vamó!... ¡Bien la Rosa!”...

Coreando su nombre la despedimos con honores de reina, sentidas oratorias y salva de aplausos. Se logro por una vez el gran milagro, que los negros se pusieran de acuerdo en algo, que se unieran en una tarea común, olvidando sus ascendencias y descendencias, su prosapia o medio pelo, negro Ud. o negro Chée. Aunque sabemos que en el fondo (sabemops), todos quieren la misma cosa y fue “La Rosa” la que les dio la clave, ahora la irrepetible negra descansa en paz.

LUNFARDISMOS

(1) embroncado: (lunf.) Viene de estrado de bronca y cuando es colectiva ¡guarda
abajo!.
(2) dominó: Capa larga de seda, mangas tres cuartos, que visten los componentes de
la comparsa luciendo listones de colores que los distinguen como sociedad
lubola.
(3) coladera: (urug.) Modo de viajar gratis de un lado a otro que disfrutábamos los
botijas de mi barrio colgándonos, en carros, camiones, tranvías y
aquella estrella que se llevó nuestra niñez prendida en la cola.
(4)tongos: (lunf.) En la jerga hípica se entiende por trampa engaño o ir para atrás en las
carreras de caballos o en cualquier juego de azar.
(5) tangas: (met.) Aspirantes a punguistas que lo acompaña para aprender a robar, o
filo porque conversan a la victima en tanto el punguista le sustrae la billetera.


 Un agradecimiento enorme a Roberto Bianco por permitirnos compartir el sentir ciudadano de sus versos expresados de forma magistral.

Recomendamos visitar su Blog: http://www.deliberycultural.blogspot.com


Regresar a Roberto Bianco    Regresar a Enlaces Uruguayos