Las Bóvedas

 

Alrededor de 1795 una Junta de Guerra que se reuniera en Buenos Aires, observó que el lado de Montevideo que daba sobre la bahía carecía de defensas adecuadas, encontrando aconsejable construir una línea de casamatas paralelas a la costa, que llamaron Bóvedas en atención a su forma. Se trataba en realidad de 2 muros paralelos de 8.50 mts. de alto , 3 de espesor y 17 de ancho entre uno y otro, entre los cuales se edificaron otros transversales que dividían la extensión de 200 mts. en 34 sectores o bóvedas independientes, comunicadas entre si por pequeñas puertas y también al exterior individualmente. Contruidas en piedra paredes, techos y pisos estos últimos estaban forrados interiormente de ladrillos colocados de canto. La Azotea del lado de la bahía , tenía almenas de piedra de 1.50 mts. de ancho y pequeñas ventanas, verdaderas aspilleras protegidas por gruesos barrotes de hierro. Los trabajos a partir de su iniciación avanzaron con cierta lentitud por trabajarse sobre subsuelos de piedra, empleándose como mano de obra , presidiarios, indios misioneros y ocasionalmente , trabajadores libres. Se terminó recién en 1806, luego de 13 años de labor, pero por entonces, provistas de fosos terraplenes y cañones eran una formidable fortificación, proyectándose prolongarla hasta la calle Treinta y Tres , si bien no se realizó este proyecto, durante los siguientes ataques que soportó Montevideo, a partir de las invasiones inglesas en 1806 , y además de su papel puramente militar como fortificación , sirvieron como polvorines, hospitales, cuarteles , alojamientos de tropas y familias desplazadas, según los avatares de la guerra. En 1815  al desalojar Montevideo las tropas porteñas mandadas por el Gral. Soler, éste dispuso que la pólvora allí almacenada, fuera tirada a paladas al mar, para evitar que cayera en manos del Gral. Artigas , el golpe de una pala con el suelo de piedra, provocó una chispa y la consiguiente explosión que destruyó volándolas 4 bóvedas y causó arriba de 100 muertos. Durante la dominación lusitana , sirvió de cárceles donde se reunían a los patriotas prisioneros y lograda nuestra independencia se instalaron allí herrerías , talabarterías , depósitos aduaneros, etc. En 1890 todavía se conservaban unas 15 bóvedas que se mantuvieron hasta 1929 , en que lamentablemente el estado resolvió su demolición , quedando apenas una en pie. (Ubicación Rambla 25 de Agosto entre Juan C. Gómez y Bartolomé Mitre)


REGRESAR A ENLACES URUGUAYOS