www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 15 años difundiendo nuestras raíces ~ 2017


El Frigorífrico "ANGLO"


Se procura la declaración del ex Frigorífico Anglo y todo su entorno como patrimonio de la humanidad.

Por este motivo se han concretado una serie de propuestas para poder dotar de valor nacional e internacional a los recursos históricos y patrimoniales con los que se cuenta en el histórico barrio del Frigorífico Anglo.

Como antecedente histórico del Frigorífico está el Saladero Liebig´s iniciado en el año 1863,  esto ha dado las bases para comenzar a realizar desde el Gobierno Departamental gestiones ante la UNESCO, a los efectos de que se pueda reconocer como patrimonio mundial al paisaje cultural e industrial de nuestra ciudad.

Desde la comuna rionegrense se informa que en conjunto con el “Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente, el Ministerio de Educación y Cultura, el Ministerio de Industria, Energía y Minería y  el Ministerio de Turismo y Deporte, convinieron en  desarrollar acciones tendientes a poner en valor el patrimonio cultural y natural de la Micro Región de Fray Bentos. Consecuentemente, se creó en diciembre de 2008 ,  un  Sistema Patrimonial Industrial ANGLO que será instrumentado por la  Comisión de Gestión ANGLO  integrada por representantes  de la Comisión del Patrimonio Cultural de la Nación, el MVOTMA a través de la Dirección de Ordenamiento Territorial y  dos delegados de la Intendencia. Esta Comisión tendrá cometidos de gestión, asesoramiento, y promoción en relación a  este Sistema Patrimonial. Ya se han completado las gestiones ante la Comisión del Patrimonio Nacional de manera de incluir el Paisaje Cultural Fray Bentos como parte de la Lista Indicativa de Uruguay ante UNESCO”


Artículos relacionados:

Un tesoro de la humanidad en un rincón del Uruguay

Patrimonio Histórico. Una directora de Unesco y expertos visitaron el Anglo

FRAY BENTOS / DANIEL ROJAS


Fray Bentos a un paso de ingresar en la mejor historia de la humanidad. Expertos de UNESCO llegaron desde Francia, España y Chile para observar el "Sistema Patrimonial del barrio Anglo - Paisaje Cultural Fray Bentos".
Entre 2012 y 2013 se conocerá si el sitio finalmente es designado con idéntica distinción que, en Uruguay hoy existe solo en el casco histórico de Colonia del Sacramento. En la postulación trabaja una comisión de gestión con técnicos de la Dirección Nacional de Ordenamiento Territorial (Dinot), la Comisión Nacional de Patrimonio y agentes locales.
El historiador fraybentino y creador del Museo de la Revolución Industrial, René Boretto Ovalle, explicó que el equipo "está cada vez mas entusiasmado y consustanciado con el arduo trabajo que se presenta de ahora en más. Es una tarea muy delicada y puede llevar de aquí a septiembre de 2012 o 2013, dependiendo de la celeridad de nuestros estudios y de lo que nos exija Unesco".
"En el mundo existe mucha gente de muy buen nivel económico que visita exclusivamente sitios de patrimonio histórico mundial", precisó Boretto, que proyecta a largo plazo la concreción de un polo referente en Latinoamérica, con seminarios y congresos durante todo el año.
"El país debe actuar inteligentemente y propiciar junto a Colonia (a 200 km) un circuito cultural del Litoral", apuntó el historiador.
Entre los visitantes estuvo Nuria Sanz, Directora para Latinoamérica del Centro de Patrimonio Mundial de Unesco, el embajador uruguayo ante el organismo, Omar Mesa y Óscar Acuña experto chileno en patrimonio industrial. Representantes de los ministerios de Relaciones Exteriores, Turismo, Mvotma e Industria, participaron de la presentación y facilitaron un helicóptero para que los expertos sobrevolaran la zona.
Boretto señaló a El País, que la visita de los enviados de Unesco, "es el corolario a un trabajo de 30 años. Muchas veces uno solitariamente apostaba a todo esto y hoy no puedo creer que estemos en esta instancia", dijo con emoción.
"Es un largo camino de trabajo, difusión y promoción de trabajos e intervenciones en congresos internacionales donde pudimos trasladar esta imagen de lo que representó el Anglo en el mundo" precisó.
El historiador deslumbró a propios y extraños cuando a partir de sus investigaciones descubrió que la llamada "cocina del mundo" en la primera y segunda guerra mundial, generó un impacto en la vieja Europa, mas allá de lo que los propios uruguayos conocen al día de hoy.
Dos tanques de guerra llevaron el nombre de Fray Bentos. Lo soldados aliados citaron una y otra vez, en sus memorables cartas de trinchera, los alimentos producidos en este rincón de Uruguay y hasta el propio Julio Verne, los incluyó en su novela, en la dieta de sus astronautas en la épica aventura "De la Tierra a la Luna".
Pero la historia no concluye allí. Hasta hace muy pocos años se desconocía que el líder carismático y fundador del Movimiento Scout Mundial, Sir Robert Baden Powell estuvo alojado en la residencia del gerente del Anglo, lo que motivó que en 2009, unos 300 jóvenes hicieran una peregrinación hasta Fray Bentos.
Hasta ese momento se sabía que era Buenos Aires, el único lugar de Sudamérica que Baden Powell había visitado.
Y así infinitas historias y anécdotas de un coloso que fue testigo del inicio de la revolución industrial en el Río de la Plata y de la primera lamparilla eléctrica que se encendió en el país. Para el futuro queda el capítulo referido a personas que en apariencia vivían como simples vecinos y sin embargo cumplían la función de espías nazis e ingleses que sigilosamente comunicaban las partidas de buques con alimentos para los contingentes aliados.
"Se trata de generar una historia que pueda ser contada para todos mas allá del Río de la Plata. Hay que hacer que Fray Bentos se conozca en el mundo", precisó Nuria Sanz, la directora regional de Unesco.
Sanz aclaró que en todo el planeta existen 911 sitios declarados y que no es fácil entrar en la lista.
"Existen otras cuarenta nuevas candidaturas que al igual que Fray Bentos pretenden tal calificación. En este caso, creo que se han alineado bien los planetas. Existe una decisión firme presentada por la comisión de Uruguay ante la Unesco, realizando un trabajo muy preciso, a conciencia, posicionando a Fray Bentos como un sitio elegido por la comunidad internacional para desarrollar un proceso de nominación de buenas prácticas. Nosotros mismos hemos constatado que es muy fácil trasmitir, más allá del entusiasmo, la importancia que tiene el lugar.
El intendente Omar Lafluf se mostró entusiasmado por lo que representa la inclusión en el selecto listado mundial de sitios declarados como Patrimonio de la Humanidad.
DIARIO "EL PAÍS". PORTAL DIGITAL. MONTEVIDEO-URUGUAY. 03.05.11.


Un tanque de guerra llamado  "Fray Bentos"


por Rene Boretto

 

 

Es muy difícil imaginarse lo que no se ha vivido. Los cuentos, las anécdotas, los documentos, resultan ser fríos al momento de captar la inmensidad del impacto de algo que hizo sufrir o gozar a alguien en el pasado.

Por ello, leer historias de la guerra, cuando “Fray Bentos” significaba mucho más que una marca de corned beef, sino era la diferencia entre la vida y la muerte, entre la desesperación del hambre y un poco más de esperanza al mirar los horizontes llenos de humo entre los gritos de los heridos y el ensordecedor ruido de las bombas y la metralla incrustándose por doquier.

Es así que, al traer estas historias, lo hacemos solamente como una demostración de lo importante que “fuimos” con haber aportado a la cadena de alimentación de las tropas que estaban enfrentadas en los campos de batalla europeos.

No podemos dejar pasar, por su riqueza y por ser realmente demostrativo, el hecho de que un grupo de nueve hombres del ejército británico, al momento de recibir uno de los primeros tanques de guerra que se ponían a disposición como recurso bélico en la Primera Guerra Mundial, optara por ponerle de sobrenombre a su flamante F-41, nada menos que “FRAY BENTOS”, porque se sentían dentro de esa carcaza, como carne enlatada de lo que comían todos los días.

No podemos tampoco, atribuirnos la autoría de esta nota, porque está enteramente basada en informaciones que nos han hecho llegar colegas investigadores europeos, a través de los “foros” que, entusiastamente, realizamos vía Internet, intercambiando testimonios, informaciones, fotos y detalles de la gran riqueza documental que nos ha quedado como patrimonio.

La aventura de guerra con el tanque "Fray Bentos" en la 1a. Guerra Mundial.

Uno de nuestros informantes principales ha sido el Sr. Chris Baker, propietario de la empresa británica Milverton Associates Limited que se dedica a la investigación de detalles de batallas y acciones de los ejércitos británicos en Primera Guerra Mundial (1914-1918) y recoge información histórica fidedigna de los soldados que lucharon en ella. La tarea de la empresa se realiza a través de la Great War Family Research (Investigaciones familiares de la Gran Guerra), que ofrece una serie de páginas web de gran calidad, jerarquía e información.

El Sr. Chris Baker, es ya un reconocido investigador en los círculos de los estudios de la historia militar en su país. El nos ha enviado esta nota y sus comentarios, lo que agradecemos públicamente.

Nos dice el Sr. Chris Baker:

“Quise compartir este cuento único e interesante de un tanque y su equipo durante la Tercera Batalla de Ypres, en agosto de 1917.

Justamente al sur de Saint Julien y cerca de la Colina 35, los alemanes habían destruido varias compañías de ejército británicos cuando ellos asaltaron los puntos estratégicos y trincheras en la región.

Ocho tanques de Mark  IV pertenecientes al llamado Batallón "F" del Cuerpo de Tanques británico marcharon en apoyo de la infantería para atacar y tomar las líneas alemanas. Los tanques,  habían tomado la letra 'F' para identificarse con sus respectivos nombres. Los tanques eran: "Faun", "Fay", "Fiducia", "Foam", "Fritz Phlattner", "Fiara", "Fairy" y "Fray Bentos".

El grupo de tanques salió a cumplir su misión a las 4.45 de la mañana el 22 de agosto. El tanque F 41 llamado "Fray Bentos", estaba bajo el mando de un teniente llamado G. Hill.

Cada tanque tenía un punto asignado en la línea alemana para asaltar. El comandante de batallón, el Capitán Richardson había optado liderar la avanzada a bordo del F 41 "Fray Bentos". Los defensores alemanes ubicados en un punto alto al que llamaron 'Gallipoli' comenzaron a defenderse con ametralladoras de gran calibre y las balas de rifle comenzaron a  zumbar por todos lados y rebotaban contra las placas de hierro de los cascos de los tanques.

El teniente Hill, al mando del Tanque “Fray Bentos” fue herido en el cuello y el comandante Richardson que estaba en la tripulación del "Fray Bentos" intentó tomar la delantera para dirigir el ataque con tan mala suerte que cayó en una trinchera abandonada, quedando a disposición del fuego alemán.  La infantería alemana de inmediato rodeó por los flancos al "Fray Bentos" y lo incendió. El comandante Richardson intentó salir del tanque y buscar ayuda, pero el fuego era demasiado intenso. Otros dos tripulantes intentaron salir fuera para intentar sacar el tanque de la zanja, pero uno de ellos murió en el intento. El tanque atrapado estaba a unos 500 metros delante de la Brigada 44 de Montañeses quienes intentaron asistir al tanque, pero no lo consiguieron y perdieron como 60 hombres. Las unidades Scottish Rifles y Black Watch  relevaron a los Montañeses, con pérdida de muchos hombres sin lograr avanzar más que 100 metros.

La tripulación del "Fray Bentos" usaba sus armas para atacar como podía a los alemanes, convirtiéndose en un verdadero bunker metálico. Los británicos en este punto, pensaron que el tanque había sido capturado por los alemanes y comenzaron a disparar ellos mismos sobre el tanque atrapado. Un Sargento de la tripulación del "Fray Bentos, llamado Missen se deslizó valientemente y salió, esquivando las balas de los francotiradores y el fuego de ametralladora para alcanzar las líneas británicas e informarles que la tripulación aún estaba viva y luchando.

En estas circunstancias y teniendo en cuenta que los alemanas disparaban constantemente desde la Colina 35, la situación era desesperada y horrible. Varios hombres de la tripulación del tanque estaban heridos y requerían asistencia médica.  El calor de agosto, el humo, la incómoda ubicación del tanque caído dentro de la trinchera, debe haber sido terrible.

Los otro siete tanques continuaron cada uno con lo suyo, tratando de alcanzar sus propios objetivos. Sin radios, ellos no tenían ninguna idea que le estaba pasando al F 41. A la noche del día 23, las tropas alemanas se precipitaron sobre el tanque tratando de ingresar a él por la escotilla superior, pero los tripulantes, encerrados y sólo con sus revólveres, lograron ahuyentarlos. Los alemanes entonces se empecinaron contra el tanque disparándole constantemente y procurando traspasar la armadura con sus balas.

La tripulación se aguantó hasta la noche del 24 de agosto y el comandante Richardson ordenó intentar abandonar el tanque y llegar a las líneas británicas, lo que consiguieron todos sin perder un solo hombre. Las tropas escocesas estaban alborozadas y maravilladas por la valentía de los tanquistas. El comandante Richardson, ya a salvo en sus propias trincheras, podía ver la infantería alemana como un enjambre alrededor del tanque que pronto fue incendiado para inutilizarlo totalmente.

El grupo del tanque "Fray Bentos" se había aguantado durante sesenta horas en la trágica circunstancia. La tripulación estaba formada por dos oficiales, seis soldados que fueron heridos y uno que fue muerto. Concedieron a los dos oficiales y al muerto la Cruz Militar, y a los demás el DCM y la Medalla Militar.

El ataque total falló. Los otros siete tanques, todos excepto uno fueron dañados o destruidos y uno se hundió en el fango.

Después de muchas tentativas, la 55a. División finalmente capturó 'Gallipoli' el 20 de septiembre de 1917.

!Qué historia!. Tomé estos datos de uno de los libros fabulosos de Spagnoly y Smith "Cameos of the Western Front - Salient Points Two" - el que recomiendo para algunas historias increíbles alrededor de Ypres y el Somme durante la Primera Guerra Mundial.”.

UN EJEMPLO DE HEROICIDAD.

El comportamiento de la tripulación y esos tres días donde el tanque "Fray Bentos" recibió la atención en este episodio, tuvo impacto muy fuerte, dado que los soldados británicos, encendieron sus entusiasmos y  adoptaron esto como un claro ejemplo de heroísmo. Los alemanes, por su parte, capturaron para sí el tanque y lo llevaron a Berlín, donde fue paseado (hay fotografías) por las calles como un verdadero trofeo de guerra, siendo mostrado como botín de guerra al Kaiser Wilhelm II en Kreuznach, en diciembre de 1917.

El acto heroico con que se rodeó al nombre del “Fray Bentos”, hizo que cuando hubo que reponer una nueva unidad, se le diera el nombre de "Fray Bentos II" teniendo ésta destacada actuación en la Batalla de Cambrai en noviembre de 1917.

Fotos obtenidas gracias a integrantes de los foros en internet relacionados a la primer guerra mundial.

 

Dibujo inspirado en la epopeya del Tanque Fray Bentos en la Batalla de Ypres.

 

Como habría quedado el tanque cuando cayó en una trinchera (Este es un ejemplo de un tanque similar al Fray Bentos en la misma situación)

 

Forma en que se identificaban los Tanques británicos. A la izquierda y a la derecha el Número de la Unidad. En el caso de Fray Bentos, era la UNIDAD “F” (Todos los tanques tenían sobrenombres iniciados con esa letra). El “nick” o sobrenombre se colocaba en el frente.

En el caso del Fray Bentos, el Capitán dibujó un símbolo especial: un rectángulo blanco en cuyo centro estampó la huella de su mano derecha en pintura roja. Esto se ve en varias fotos.  

 

Foto del Fray Bentos es presentado al Kaiser Guillermo como trofeo de guerra

 

Los soldados que capturaron al Fray Bentos en momento en que el Kaiser Guillermo pasa revista. (Diciembre de 1917) 

 

El FRAY BENTOS en un desfile en la navidad de 1917 en Berlín

 

Soldados alemanes retratados encaramados sobre el Tanque Fray Bentos, en Berlín (Diciembre de 1917) 

 

El porque del nombre de Fray Bentos al tanque de guerra.

En estas notas gráficas se puede observar la presencia de la alimentación elaborada en la ciudad de Fray Bentos (Uruguay) y que servía de esencial sustento a las tropas en la Primera Guerra Mundial.

Los tripulantes del tanque FRAY BENTOS (el original, que luchó en la batalla de Ypres, en el 1917), le pusieron ese nombre porque se sentían dentro de él como la carne enlatada que comían diariamente.  

Etiqueta tradicional del corned beef Fray Bentos distribuido en la Primera Guerra, junto a los caldos de carne OXO, también elaborados con carne uruguaya.  
 

Los cubos OXO, distribuidos en cajas llamadas “OXO TRENCH”  


REGRESAR A ENLACES URUGUAYOS