www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 12 años difundiendo nuestras raíces ~ 2014


Las Historias de Roberto Speranza


Un saludo de Roberto a los uruguayos por el mundo

 

(Video por cortesía de Víctor Hugo Fraygola)


Roberto Speranza, un uruguayo solidario que comparte sin egoísmos lo que ha logrado con luchas y sacrificios,  nos regala su sensibilidad a través de  coloridas historias en las que se mezclan la realidad y la fantasía.


Maíz...

Cuando si pianta la bella polenta...
 
Casimiro venido de Salerno es un trabajador febril, su sueño fue cumplido, pues Rudecinda madrileña,  doméstica de Hilaríon el almacenero oriundo de Galicia, le mira y suspira.
 
El barrio Buceo es una olla de la más atractiva pléyade de migrantes, los niños juegan felices en la calle a la globa, el Vintén desde el jardín cerrado de su casa, amenaza y escupe a cuanto gurí pasa por la puerta.
El otro día, me dí el gusto de tirarle un tarro de cinco kilos de arena en la cabeza, vino la madre, luego el padre, conversaron en secreto con mis viejos,  secreto que poco a poco se convirtió en griterío, amenazas,
manoseos y otras yerbas,  detrás de la pollera de doña Cunegunda el Vintén me hacía señas, que me iba a esto, que me iba a lo otro...
 
Nassar abrió el boliche y Dikran en camiseta regó las lechugas con líquido amarillo  jugo de su vejiga, Dikran es terrible, Nassar amenaza y Sara llora: - por qué venir a infierno, mamá decír a Sara no vaya, pero amor de Nassar
más fuerte que la muerte, Sara ceder y así terminar.
 
La portuguesa, es de armas tomar y el otro día llamó a don Borges el Comisario,  porque el jodido d'enfrente la mira y cuando puede la toquetea, levanta su pollera para mostrar el ultraje, y el Comisario: - baje por favor
esa ropa Doña Teresa! la mirada de los vagos deslumbra.
 
Los gitanos levantaron carpa en Propios, mi tio Luis fue a visitarlos y le dijeron: - Lui sábado trae bandoneo, vamo bailar...
 
Qué cómemos, dijo mi tío, y ellos: - ¡la bella polenta! ¿no gustar Lui?
 
Si en el Renacimiento se  hubiera conocido el maiz  podrían haberse omitido muchas muertes, Se imaginan a Leonardo, con una "bella polenta", o Miguel Angel ¿"spogliecando" un choclo?. Todo hubiera sido más
fácil para los europeos. Noticias incorrectas muestran el maiz y el tomate como frutos afrodisíacos, no comestibles... ¿ y la papa? Luis XIV, para estimular su uso, alhajó el  dormitorio con diseños de flores de papa y su sombrero lucía adornos de las mismas.
 
Pero el maiz es fruto de nuestras civilizaciones precolombinas y alimenta al hombre desde su origen, es el milagro de la Natura, pues su germinación es desproporcionada a lo que la raiz promete.
 
Este alimento fue alegría de muchas civilizaciones. Gusto de muchos cocineros y solución en hambrunas terribles.
 
La bella polenta que es su factura molida, es alegría de gran cantidad de seres vivientes humanos y animales, sus bondades está demás definirlas.
 
Casimiro sembraba maiz en su jardín, sentado en la sillita de junco, junto a Rude, mateaban tiernamente y miraban con satisfacción el fruto de su esfuerzo, todo cambió cuando llegaron los loros al barrio, descubrieron el
maiz, empezaron a diezmar las horcas, y el estruendo de sus avances volvió loco a don Casimiro quién con un grito quiso espantarlas: - La putéssema matre che ve parío.
 
Las cotorras todas a una respondieron: - "la putéssema matre che te parío a vos tano hijo e p.....

Testamento laboral...

(carta de un abuelo a su nieta)

La Caja de Jubilaciones había reconocido en él un hombre que cincuenta y ocho años de forzada labor, ameritaba un premio retiro y una jubilación nada despreciable... recordó nostálgico el tango : "tu diagnóstico es sencillo, sé que no tengo remedio, y sé que estoy desauciado". más, por qué perder tanta experiencia?

Decidió escribir a la nieta desocupada una esquela de "la utopía", se deshizo del sayal que lo alejaba de sus seres queridos y comenzó:

Querida Anakaren.... mi niña!!!....

Dónde ponemos nuestra alegría? a quién damos las llaves de esa alegría? el derecho de quitárnosla? cuando perdemos la alegría, es porque la hemos resignado...

Nuestro espíritu emprendedor, proviene de una cultura del "ganarse el pan, con el sudor de la frente", esa es una condición (sine quanom), especialmente de los hijos o descendientes de migrantes, acuñamos este concepto, y con él la alegría del deber cumplido; aquí es donde yace para la cultura occidental y cristiana la base de la felicidad.

Sintió un nudo en la garganta, pues recordó el día en que Dalila, les invitó en familia a un concierto donde cantaría junto a otros alumnos de la Escuela de Música, y esa fue la despedida: "Convien partir" de Donizetti, y comprendió que Dalila partía, aún no habían llegado y ya partía....

El techo;... quienes pensamos en techo, pensamos en sentido de pertenencia, porque como buenos hijos de.... necesitamos pertenecer a algo, tener noción del ser "persona".

No podemos restar a este concepto de la alegría por el deber cumplido y la concreción del techo, la importancia que tiene para nosotros la: realización, o el dar sentido a nuestras vidas... me sigues Anakaren?....

Estuve estos días pasados en el Museo de las Migraciones, en Montevideo, es una planta dedicada a los migrantes que pueblan nuestro suelo y cuando llegué, me sentí verdaderamente emocionado: - en la vidriera, una foto enorme de un obrero descansando de un paseo por el Parque Batlle (de los Aliados, Campo Chivero), en bicicleta... es la foto de mi suegro.

Cuando ingresé el Director del Museo atentamente me recibió y lleno de alegría, me comentó: - sos el vivo retrato de tu padre, los mismos ojos, la misma sonrisa, los adhemanes, el modo de pararte, la estatura, verdaderamente la imagen de tu padre está en tí...

Luego fui a celebrar la alegría de la muestra fotográfica con tu abuela ( la hija del migrante en bicicleta), fuimos al restaurante de un amigo gallego, le mostré la foto: - "has cambiado poco, los años no han hecho mella en tí"....

Sin lugar a dudas, todo es afectivo, todo es la mirada en profundidad de nuestras migraciones, mi niña, mi suegro era un italiano del Norte y yo hijo de italianos del Sur. ¿Pero por qué?, yo siendo producto del estudio de Comercio en la Secundaria, luego de recorrer mil lugares de trabajo, un día elegí ser continuador de la tarea de mi suegro?

¡¡Qué es lo que nos identifica: los ideales, los sueños, las utopías (planes, proyectos), la fe!! , ¿y a qué llamamos fe? a soñar la trascendencia, a asegurar que ya vendrán tiempos mejores, que con nuestros valores podremos lograr para nosotros, nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos, condiciones de vida más justa, más feliz, más democrática... donde "los más infelices sean los más privilegiados"(Artigas).

Ahí, nuestro espíritu emprendedor, es decir como está escrito: - "crecer, multiplicarse y dominar la tierra"... constructores de mundos nuevos, de desarrollo, de creatividad, de independencia, de no dependencia... libres al fin, y tener un lugar al que podamos llamar, nuestro lugar....

¡¡¡Y por qué de pronto sentimos que el tiempo se ha esfumado de nuestras vidas, y no podemos esquivar la realidad,!!! ¿en qué se nos fue el tiempo ?... por supuesto trabajando, elaborando, soñando, comprometiéndonos con las realidades que nos toca vivir, heridos muchas veces en el devenir de la existencia, en lo material y lo espiritual, cuando de pérdidas se trata, pues los años se llevan nuestra vida y otras vidas... pero por qué dejar escabullir el tiempo, por qué no tomar conciencia de nuestra realidad, y vivir de acuerdo a ella, debemos prepararnos a la llegada de la edad madura, "abrochándonos los cinturones para acometer el futuro...

Prontos a iniciar el viaje, el viaje que construiremos nosotros, con nuestras alas, con nuestro esfuerzo, con nuestras esperanzas.....de acuerdo a nuestras fuerzas...

Uno de los factores más difíciles de manejar es la rapidez, conque estamos acostumbrados a sobrellevar los cambios,... si no estamos al día, perdemos oportunidades, nos oxidamos, no somos actuales... y yo asocio la tercera edad a la sabiduría que ésta entraña,.. he visto muchos colegas del gimnasio, caminar lento, moverse con cautela, saborear la lentitud y el asombro del mirar a su alrededor con sorpresa los cambios: de tiempo, lugar y espacio...

Disfrutan del sol, están atentos a las recetas culinarias, combinan el ocio con voluntariados, clubes deportivos, espacios de recreación, excursiones a su alcance, entradas al teatro y cine con ventajas que les otorga la pensión...

Si bien es cierto que la celeridad no es nuestra condición, debemos acostumbrarnos a vivir la vida con un alto sentido del disfrute, de la música, la cocina, el arte, nuestro país está lleno de propuestas culturales y sociales que son fruto de nuestra propia dimensión de pais pequeño, pero la creatividad es el elemento más común.

Querida Anakaren, estas líneas, son la mirada de un viejo, no debes tú que tienes el futuro por delante detenerte en estas cavilaciones, son las de un "benemérito" anciano....

"es la hora de las sienes plateadas", dicen los japoneses, porque volvieron a la experiencia de los mayores, para seguir en el brete del desarrollo... y esa es la tarea de esta etapa en la que trascurren nuestras vidas...

Es hora de buscar la experiencia acumulada los caminos que generen en nosotros una nueva redistribución de la energía, el paso del tiempo nos sitúa en una nueva perspectiva, sabemos que nuestra energía es limitada, ya no nos vuela la camiseta, urge pues concentrarla donde más "réditos" produzca, abandonar las inversiones poco rentables.

Inversiones de "alta rentabilidad": me digo a mí mismo.

Cancelemos la cuenta corriente en que solemos ingresar quejas, añoranzas, nostalgias.... Cancelemos la lucha por aparentar menos años de los que tenemos, lo vivido, vivido está... demos la bienvenida a esta nueva etapa que nos devuelve el espejo y la mirada de los demás...

No nos dejemos acrisolar por las ofertas de evitar el contacto con nuestra interioridad, y no nos dejemos seducir por el frenesí de las actividades vacías,

Existen tantas formas de acumular "capital" espiritual, en las cosas que sensibilizan nuestras almas, busquemos estar cerca de personas de diferentes generaciones y permitámonos afrontar de otra manera los contratiempos de la vida cotidiana... Busquemos personas dispuestas a poner sus dones al servicio de los demás de forma gratuita....

Arriesguemos valores relacionales: tejamos un "mapa de relaciones" descubramos entre las personas que nos rodean, con quiénes encontramos verdadera comunicación para vivir los valores espirituales que profesamos... A lo mejor no coinciden necesariamente con nosotros en el lenguaje , pero podemos con ellos formar grupos de diálogo, que darán sentido a nuestras vidas...

Amemos a las personas que conocemos, sin pensar mal de ellas, alegrémonos de conocerlas, pues la amistad ayuda a descubrir cualidades y valores ocultos en nosotros, que sólo cotejándolos, descubriremos...seamos generosos en la comunicación con los demás...

"Procura escuchar toda clase de explicaciones,

no se te escape un proverbio sensato:

observa quién es inteligente, y madruga para visitarlo

que tus pies desgasten sus umbrales" (Ecl 6 33-34)

Por último si, creemos poder vivir todas estas tareas, y a la vez, sentirnos aún con fuerzas para seguir haciendolas, pues, pongamos manos a la obra, y tratemos de descubrir con la Sabiduría que nos da la madurez, empeñarnos en un sueño que nos haga sentir satisfechos con nosotros mismos...

Querida Anakaren, no piensas, que tal vez mi vida sería mucho más feliz, si viviera estos postulados, que tan claramente te expongo, pero que son tarea de titanes realizar?.... desde el alma... Tu abuelo Benemerito....


Sacate el antifaz, te quiero conocer
alegre mascarita que me miras al pasar...

Es la voz del Mago, es magnífica, tal vez de las mejores grabaciones que 
haya hecho, ... quién soy adonde voy?... de él dijo Arturo Toscanini: - 
hay dos cantantes que no desentonan: Enrico Caruso y Carlos Gardel...

Carlos Gardel, siempre atento a los conocimientos de los divos de esa 
época, desarrolló durante su larga carrera una inigualable cantidad de 
temas y modalidades canoras, del español (son los ojos de mi moza), 
italianos (come se canta a'Napule), etc. etc. Chicas de New York, 
estilos, valses, canciones melódicas como nadie... y por fin el gran 
final de su trayectoria, con la unión a Lepera, fue el mayor goce, quién 
puede olvidar El dia que me quieras?...  son más de mil seiscientas 
grabaciones que guarda celosamente un apasionado escucha en Puerto Rico...

Se cuenta que en 1915, Enrique Caruso visitó por supuesto el Solis, 
donde un descuido inimaginable, generó en su voz un fallo increíble 
cantando El sueño de  Manon de Massenett , la gente de Montevideo no 
perdonó en el divo la gaffe, y quedará para la historia que "el primer 
gallo de Caruso, fue en el Solis", seguro, una representación operística 
en esa época se pagaba $ 2.oo, en cambio por él la entrada costaba $ 12.oo

Recuerdo ahora, el film de Werner Herzog, Fiscarraldo, es la osadía de 
una riquísimo personaje exótico que en Manaos, hizo un teatro 
exclusivamente para oir la voz de Enrico, había que trasportar los 
materiales y los elementos todos del teatro, con mano de obra europea 
por un río donde imperaban los jíbaros, en un momento la barca donde van 
los materiales es atacada por los indios en cuestión, y al capitan no se 
le ocurre otra cosa, que poner una victrola sobre la nave, y a Caruso 
cantando el Sueño de Manon, con gran estética, el director muestra como 
los atacantes van dejando sus remos, extasiados al oir esa melodía... o 
sea, que lo que los uruguayos silvaron, fue uno de los momentos más 
sublimes de la Opera Manon.

Se dice que, Gardel conoció a este Titan del bell canto, y le acompañó 
en el viaje desde Buenos Aires hasta Santos en una nave... el Gran 
Caruso estaba complicado con sus cuerdas vocales, pero le aseguró que un 
día iba a ser dedicado al jóven cantor pues él decía no ser buen maestro 
de música, incapaz de explicar su técnica, sólo podía hacerse escuchar y 
juntos crear una situación crítica, de las escuelas en cuestión, y así 
fue, Carlitos además de haber tenido la grandeza de su arte, tuvo la 
oportunidad de oir en vivo y directo al cantante que dicen explicó, 
cantó, y trasmitió sin recelo su secreto encanto...

En mi barrio corrían días de carnaval, y José Antonio Lungo, con sus 
Añoranzas Negras, y Morenada, atronaba el espacio sideral con sus 
tambores, era época de trouppes y José Ma. Hernández, llamado Carusito, 
mostraba su Carnaval en Venezia, los testigos de tanto brillo 
disfrutaban gratuitamente de sus aptitudes en los tablados barriales 
cercanos...

Los muchachos queríamos todos cantar, todos aspirabamos a un lugar en 
las "carnestolendas", y es así como en lugar de fumarnos los pititos tan 
comunes hoy, nos reunímos en esquinas determinadas a expresar nuestras 
aptitudes, uno de los recuerdos que viven en mí fue el estreno del Tango 
Mora, un jóven con una bellísima voz llamado Veiga, ensayó con la 
orquesta de Carnaval en Venezia el tango, pero en el momento del 
concurso, debió suplantarlo Carlitos no Gardel, sino uno de las mejores 
voces que yo haya oído hasta el presente... fue así como todos nos 
sentimos felices, pues el divismo del efectivo, dio lugar al humilde 
muchacho del barrio, que sin más ambajes, tomó la posta con la altura, 
propia del Gran Caruso....

Allí, donde nace el arroyo Solís Chico, en la bella Atlántida,


vive Tino Rossi, y donde termina, en el codo final, mi amigo Isidoro,
que emigró de Cinque Terre (Manarola-La Spezia), en los
años ‘50, cuando Europa calada de hambre, echaba a sus hijos
hacia L’America. Era un muchachón desgarbado y hambriento como el
“Amigo Garrón”, había aprendido el oficio de bobinador, y luego de ser
acogido por sus paisanos, que fabricaban pastas, se abrió camino en su
oficio. Buscó siempre un lugar cerca su mar, y logró con gran sacrificio
comprar una parcela junto al arroyo Pando. “Per la mañana”, cuando
me levanto, voy a lo pescado, y les digo, vengan, aquí estoy y ellos me
visitan”. Allí, edificó su casita, humilde y colorida, donde no faltaron la
bodega, la parra, la higuera, y ahora descansa debajo de sus árboles. Se
casó con Nelly, una uruguaya típica, bobinó motores a granel, y compró
una “casi” camioneta, a la que bautizó: Cà’Nostra (Casa Nuestra), e hizo
de ella, un Arca. Los más variados especímenes vivientes la poblaron y
con ella recorrió el mapa oriental. Hombre que supo ser grande, temeroso
de volver al hambre, deglutió todos los alimentos, los licores, las
salsas, los dulces y las tizanas, habidas y por haber. Su carácter fresco,
cristalino, franco, real, optimista, avasallante, su alegría sin decaimiento,
su vocación de ítalo uruguayo, lo llevaron desde las reuniones de inmigrantes,
hasta los carnavales montevideanos.
Un día quiso ampliar su espacio vivencial, y compró un terrenito allí, donde
el Solís Chico se recuesta sobre el “Paraiso de Solís”, y extrañamente,
como a “Sant’Antonio”, le regalaron un muellecito, donde sólo él
cabe, y conversa en las madrugadas con los peces a falta de amigos que
lo escuchen. También ellos son su alimento, y entre peces y frutos de la
tierra, pasa su vida de anciano, sólo, porque Nelly, duerme su mente en
casa de sus hijos; pero su angustia es grande porque la compañera de
sus días, y sus gestas, están lejos. Entonces, en La Stalla (el establo), su
casa humilde de ocio creativo, instaló un parquecito de juegos para sus
niños, una cabina telefónica, al mejor estilo Marconi, y para el asombro,
en medio de aquella humilde cuadra, dio desenfreno a su creatividad,
para recrear en dos frescos, que semejan al Giotto, su paisaje nativo:
Le Cinque Terre, la esfigie del león que yacente, es Manarola (Manium
Arula) altar de los Manes...en su lomo el Salto del Diablo, y sobre el
horizonte las casas asimadas y la pirámide que marca las medidas aúreas
de La Spezia. Mi amigo, vino, vivió, venció la nostalgia de la madre
tierra, asumió su uruguayés con orgullo y amor, alegría y pasión y allí
sigue construyendo su Arula Solis, cerca de sus vecinos que lo aman y
respetan, cuántos migrantes, conforman esta maravillosa realidad que
nos circunda, cuánta savia hay en nosotros de estos testigos de una
vida que llena nuestras almas a veces nostalgiosas, otras jocosas, otras
pasionales y abiertas a la vida, que viva siempre en nosotros esa capacidad
de esfuerzo, ese orgullo de ser, esa vocación de amar y querer, que
nos trasmitieron los migrantes que llegaron a nuestro suelo cargados de
esperanzas y sueños.
 


Un gentío respetuoso, y fascinado,

 les habría el paso, eran tres, tres 
doncellas, gráciles, que a su paso, conmovían lo creado... envueltas en 
tules azabaches,  daban a sus formas un encanto inusual, caminaban? no 
caminaban.... se movían como bailarinas rusas dentro sus mantos  
danzando al mejor estilo Julio Bocca... más, nó caminaban se desplazaban 
elegantes, sobrias, las testas elevadas sobre la mirada atónita de los 
curiosos, la mirada lánguida, melancólica, evaporaban el aire fresco de 
la tarde...

Evaporaban, dice? exaltaban, estremecían, livianas como ninfas 
presurosas, cortaban el viento con sus modos notables, eflúvios, 
desenvueltos... como ignorando todo lo que a su paso sucedía, caminaban 
raudas hacia el estrado...

Eran tres, eran tres?, cree usted que eran tres???... parecían diez, tal 
era el señorío de su paso, que ni la Duce, igualaria ese andar, ese 
voluptuoso desplazarse ... esa danza en la que se mecían fervorosamente 
aerea, recuerda el vals El Aeroplano, o el Vals Nº 2 de Chostakowich, 
ese vals bohemio?

Los senos pequeños, elegantes, las zapatillas casi imperceptibles, en el 
aire... sí, en el aire!!! danzaban, corrían presurosas junto a los 
gallardos zagales que las acompañaban, y ufanas, parecían preñadas de 
ensoñación, los ojos lánguidos y ténues, las miradas lejanas, entornados 
los párpados, ojos de quien sabe qué pintor:  ni Antonio Vargas Heredia, 
podría pintarlos en su sublime acento, tal vez el gran maestro 
Zurbarán... había en ellas algo de la danza flamenca, de la faraona 
estirpe...

Yo, estaba desconcertado ante la contemplación de tanta belleza, y 
admiraba cómo la estética, poco a poco se va trasformando en belleza 
sutil y diáfana... Había cometido un pecado original, los churros de mi 
infancia, tan españoles, tan moros... los churros de mi infancia, eran 
muy pobres, como nosotros, pero hoy con la tecnología de punta, probar 
un churro es un placer mayúsculo, y habia apurado uno, y otro y otro, 
como tratando de vivir los días en que mi madre los hacía... como 
poseído por una droga benéfica.

El hígado acusaba el abuso de los palitos crocantes... y yo sentí 
vergüenza frente a la presencia de las sutiles  ninfas, todas ellas 
calisténicas,  de mi curvilíneo abdómen, pues todo allí era armonía, 
melancolía, filosofía de vida...

Desde que tuve noticia de ellas, busqué en cada oportunidad la forma de 
acercármeles, hubiera discutido con mi mujer, el derecho a disfrutar de 
una cena con una de ellas, y recordaba cuando  niñito, la frase de mi 
tia Beba: - estás comestible!!! te voy a devorar!!!, eres un manjar...y 
de mi tío: - si te dejás morder el cachete, te canto un tango... y me 
imaginaba, diciéndoselo a una de ellas: - estás comestible, te voy a 
devorar.... devórame otra vez, surgió a mi memoria la canción...

Me la imaginaba frente a mí, con esos ojos tiernos, mirándome fijamente, 
y yo con una cuchara en la mano, dispuesto a comérmela... suena un poco 
animal. San Francisco decía: - yo no me como a mis amigos... pero a 
veces se puede hacer una excepción....
También el cura Paulo, decía: - hermanos, quién no se come a Cristo....

Una vez tuve noticia de que en algún lugar del interior estarían....o 
soñé (usted  soñó)...  y buscando mil oportunidades, olvidando a mi 
mujer, logré que mis hermanitos me acompañaran en la odisea de poder 
verlas de cerca... Violeta es muy temerosa, y a duras penas logré me 
acompañara.. se trataba de satisfacer mi voracidad, la  antropofagia de 
mis ojos,  sólo me bastaba con verlas de cerca...

Organicé una excursión por la radio, e invité a mucha gente a concurrir 
al lugar, donde supe las encontraría...  a nadie confesé mis impulsos, 
se trataba de gozar de una sensación íntima, donde no fuera juzgado por 
mis amigos, aproveché una fecha en que mi mujer tenía un paseo con sus 
amigas a Buenos Aires, y ordenadamente llamé a todos quienes de una 
manera u otra, podían hacer posible mi encuentro aunque más no fuera con 
una de ellas....el puzle estaba organizado,  se trataba de lograr una 
vez en la vida, de frente, ver  junto a mí esos ojos que me encandilaban 
con su brillo... sólo yo podía saberlo, y Violeta iba a ser junto a mis 
hermanos (que ignoraban los hechos) la que me iba a acompañar en la 
gloriosa visión...

Viajamos al interior, disfrutamos de una tarde tibia y soleada de fines 
del invierno, y tomé todas las previsiones para lograr mi objetivo: - 
verlas de muy cerca, tocarlas con mis manos y con mis ojos, oler el 
perfume que emanaba de sus cuerpos brillantes, sensuales, renegridos, 
orbitales, perfectos....

Mis amigos deseaban volver a la ciudad, yo no había visto la oportunidad 
de sentir la caricia de sus miradas, no pude acercarme a ellas... 
Violeta presa del temor, me repetía: - vamos, se hace tarde y el camino 
es peligroso, piensa en los puentes a paso de persona.... Violeta, está 
más allá del bien y del mal, ya a sus ochenta muy largos, con algunas 
medicinas, que equilibran su salud, a veces, dicen, (yo no lo creo), 
delira... sobretodo cuando se pasa en las dosis... confío mucho en su 
afecto y la seguridad que le da el viajar conmigo...

Volvimos, la noche era oscura, casi tan azabache como la piel de mis 
ensoñadas mentoras... yo que sólo había aspirado a mirarlas a los ojos, 
de pronto, fui interrumpido por Violeta, que me susurra llena de temor: 
- mira afuera, son como mil ojos que nos miran, sí, mi hermanita 
deliraba, más nó, eran innumerable cantidad de ojos, que en la noche 
cerrada rodeaban nuestro vehículo, y fijamente nos miraban, y yo las 
miraba, y sentí, muy dentro mío, que se operaba un milagro, por fin 
había logrado mi objetivo, estaban frente a mí, pero no eran tres eran 
cien, mil, diez mil....

Presa de la ebriedad que esas miradas me provocaban, llamé 
inmediantamente a Esperanza, que vive en el campo y que a la sazón había 
sido nuestra anfitriona, y al narrarle lo que estábamos viviendo, me 
dijo: - nó, son ellas y te miran, están desveladas por la luz que emana 
tu auto, volvete, estás muy cerca.... lentamente dimos marcha atrás, 
nadie entendía nada, sólo Violeta y yo éramos concientes de nuestra 
divina aventura...

Al acercarnos a la Estancia La Nueva Aurora, vimos cómo la peonada ya 
anochecido, mateaba t  preparaba en las parrillas al aire libre el asado 
reparador que les sirve de cena...

Esperanza, nos invitó a pasar y compartir la cena.... y nos invitó con 
el fruto de su esfuerzo: - mirá, esta es  la carne más sabroza y tierna 
que existe en el país, la podés cortar con la cuchara, se llama: Aberdy 
nangus...

En la casa de don Alfonso,

 había tres perros y dos hijas, don Alfonso se 
llamaba de apellido Quinteros, y era un hombre de tez cobriza, manos 
grandes y huesudas,  pantalón blanco, (hecho con bolsas de azúcar, decía 
mi madre), y una camisa de impecable cuadriculado gris.... rancheras 
batarazas cobijaban los juanetes de los pies cansados...  doña Ramona 
era  hábil costurera, madre,  amante, discípula, creativa, y amada 
esposa del hombre en cuestión... las hijas eran adolescentes bonitas y 
carnales, sobretodo  la "Pera".... era la más bonita y casóse  con un 
migrante italiano, que llegó al barrio  a la callecita de pedregullo, 
que unía   dos arterias,  una  a la puerta de la parroquia y la otra al 
Bar de Araza... en la parroquia el cura era de temperamento "caliente", 
y los Araza, le recibían cada medio día con algún detallecito para 
llenar la hora "pisco l'avis", decía el cura.... en su latín 
acordobezado.... y bendiciendo la mesa se mesaba el cabello, bebía 
plácidamente el vasito de vino  a sorbos, meneando la lengua hasta los 
confines de su boca...
Los muchachos que veían esta escena, no siempre se aguantaban y le 
espetaban: -  los cuervos no beben vino..  el cura reaccionaba diciendo 
mil barbaridades....

El viejo Araza, amenazaba a los "bandidos" blandiendo  el repasador como 
verónica de torero enceguecido.... el "Pata", mal entrazado y bruto, 
enfrentaba al "gallego", profiriendo improperios de todo tipo, entre 
ellos: - por qué no te volvés a tu país...

Don Abraham levantaba la persiana de la tienda, y los retoños esperaban 
el 191 para la escuela del Estadio.... las gorritas cubrían  las ralas 
cabecitas y los rulos emergían  a los lados de las orejas para 
curiosidad de los compañeros de viaje... lloraban cuando les encajábamos 
las gorras hasta los ojos, y cuando volvían le contaban al padre lo 
acontecido,  él  respondía: - "no se aflijan, cuando sean grandes, van a 
comprar de fiado, y ustedes van a ser los que les bajen las gorras"....

Al atardecer caminábamos por las callecitas del barrio, luego del 
tradicional partido de foobal, jugado de esquina a esquina, en la calle 
de hormigón, cincuenta para cada lado... y "Piendibeni", metía los tiros 
libres sesgados al ras del suelo, siempre convertidos en gol... no había 
quién los parara... las hijas de Quinteros venían a mirar el partido y 
aprovechaban la escena , haciendo manito con los que quedaban fuera, 
hasta que aparacía a lo lejos Don Alfonso, y la "jilada": - guarda, las 
Peras que viene el Quintero...

Los perros ladraban a la luna, y el andaluz, contaba historias de su 
amada Granada, el Bar, se llamaba Granada, y tenía una gran pintura en 
la que un corcel ensortijado, caía con sus patas delanteras sobre el 
cuerpo inherte de un jeke árabe... la granadina corría a raudales sobre 
los vasos de vidrio esmerilado, y el bermellón del agua limpiaba 
gargantas sedientas de vida.... Floreal entonaba: ´La feria de las 
flores" y dicen los que saben de música, que su voz tronaba en Rivera, 
donde un  esclavo cargaba el barril de petróleo, y los viejos políticos 
recibían a los muchachos del barrio en la parroquia batllista, 
impartiendo allí valores democráticos....

Los sábados a la tarde, llegábamos a la esquina de Araza y nos 
preparábamos para asistir al rosario, rosario lego, ateo, analfabeto, 
disléxico, pues lo que se oía era una caterba de oraciones nunca 
ilvanadas... pero lo lindo de ese acto en la capilla de Isasa era el 
canto del: "Salve Regina".... qué coro!!!, qué voces!!!, qué melodía!!! 
qué armonía!!!.... lo lindo era unir la voz a la de los mayores, todos 
eran cantores de las viejas trouppes del barrio: Carnaval en Venecia, 
era la más hermosa... tenores, "baritos" y bajos daban al anochecer un 
toque de magia sin igual..... el cura aprovechaba la función para dar su 
"manija": "Hay de ustedes escribas y fariseos que pagan  el diezmo, de 
la menta, del hinojo y del comino, y descuidan lo esencial de la Ley: la 
justicia, la misericordia y la fidelidad.... nosotros pensábamos y nos 
apenábamos en Don Abraham, Hay de Don Abraham.....¿ qué había hecho el 
pobre, qué tenía de malo?... por qué tanta incidia de parte del cura?... 
la señorita Gütz, se sentaba al armonio y nosotros entonábamos con la 
fuerza de una bombarda: Tamtum Ergo....

Luego, fuera de la capilla, en la tibia nochecita, empezaba el acto 
verdaderamente cultural, y Carlitos que había tenido la suerte de ser 
elegido ese carnaval para cantar en la trouppe: el tango  Mora!!!... 
donde andarás ahora???... solemnemente decía: - y ahora voy a cantar: E 
lucevan le stelle... y con un acento desgarrador iniciaba el recitativo 
de la ópera de Puccini:..." y brillaban las estrellas, y la tierra era 
doliente, me caía en los brazos!...... sabría Carlitos lo que decía? 
sólo desgranaba notas de factura bellísima...

No se conocían shampan, ni morfina, los muchachos de antes no usaban 
gomina, tampoco la pasta base, ni las tristes mezcolanzas que hoy matan 
a tanta juventud por nacer .... eran tiempos de gloria y sincera 
bondad.....

Crónicas de un viaje...

En realidad viajo poco, y cuando viajo suelo volver al lugar que ya conozco, pues mi forma de viajar es enlodarme en la gente, el clima, las calles, las casas, (soy muy curioso, condición de los que nacimos en el Buceo), me gusta vichonear el interior de las casas aunque no entiendo lo que dicen, oir el murmullo de las conversaciones, o el silencio de las casas de los ancianos, donde sólo suena el tintinar de las cucharas, en España en las sopas, en Italia en los spaghetti, en Suiza en las fondies, no he recorrido mucho, vuelvo, vuelvo siempre, soy monótono, y reintero mis experiencias...

Viví mucho en Galicia con mi hijo Ismael, y disfruté anchamente, bebí buen vino, comí buenos peces, visité las rías, las catedrales de piedra, los lugares donde se procesa el pescado... la espontánea generosidad de los gallegos, es muy distinta a la gallardía de los asturianos, no olvidaré jamás una experiencia única para mí, fue a Vigo, pensé que sería un pueblito, por que cuando era niño todas las almacenes de Montevideo se llamaban Vigo, me vi dentro de una ciudad pujante, con un "Water Gate" muy parecido al de San Francisco, pero lo que más me emocionó, es la Isla de Ons, el lugar donde la pesca se selecciona, y cruza a los mercados de peces de Vigo...

Estoy seguro y se lo discuto a quién quiera, el paraiso terrenal, el Edén bíblico, se llama Mondoñedo, y está en Galicia, camino a La Coruña (A Curunha)....

Ons, era un señor "gris perla", todo en él era gris, pero gris fulgurante, desde los zapatos hasta el chambergo, el pelo engominado, la corbata sobre una camisa de seda, y el traje fill a fill también gris... era un caballero, me placía ver cómo trataba a sus empleados, y cómo a sus hijos y esposa, uno de los tantos "advenedizos" que genera el suelo patrio: Secretario General del CICYP, una organización al servicio de la libre empresa, o sea, creó empíricamente la actual Aladi....

Como todo creador, vino a los suyos, y no le conocieron, vivió y murió humildemente, sin la menor importancia, pero fue muy bueno el aporte a la actual "creatividad" de nuestros gobernantes, nunca fue reconocido, nunca homenajeado, nunca llamado... más bien fue un hombre molesto, no era un profesional, era un hombre práctico, empleado de la Dirección General de Aduanas, pero sabía rodearse de los mejores súbditos, entre ellos: Enrique Iglesias, Manuel Flores Mora, Isabel Silva, René Delgado, Carlos Maggi, y una infinidad de jóvenes profesionales, que él detectaba tempranamente...

El CICYP, nació y murio en el entrepiso de la Bolsa de Comercio, uno de los mejores pisos de la ciudad vieja, las puertas tapizadas de cuero, el roble a flor de piel en todas las instalaciones, un salón de actos fuera de lo común, allí, vio la luz su creación, y la llevó adelante hasta que los gobiernos decidieron otro destino para su obra.. yo servía el café, lavaba el pavimento, corregía galeras (a veces con Alberto Böerger), con René Delgado, aspiraba el polvo de la biblioteca, picaba en matrices de cera los repartidos de prensa, los pasaba al mimeógrafo, y luego emprendía la distribución...

Ese era mi talón de Aquiles, pues cuando salía a la calle, me "copaba" el entorno, y los remates eran todos míos, la Plaza Constitución, el Hotel Nogaró, el Banco Hipotecario, el Hotel Alcántara, el Cabildo, la calle Sarandí, Pablo Ferrando, Bazar Dos Mundos , me olvidaba de la prensa, venía mi jefe , pues sabía que era necesario un tate quieto, mi cabeza de niño de catorce años se iba a las nubes entre las armas antiguas, los bustos de alabastro, las imágines de los personajes que poblaban en ese entonces el contenido de más de veinte remates en la ciudad vieja, el Art Nouveau, Art Decò, el Palacio Salvo, el Hotel España, la Agencia Dodero....

Había una pareja de ancianos que operaban de la siguiente manera: él: - hola señor, me parece que lo conozco.... ella: - sí io le conozco.... luego si les escuchaban, él silbaba con un chiflito que tenía en la garganta, y ella tañía una pequeña calabaza, para lo que pedían una ayuda.... yo como buen niño travieso, me les acercaba con "cara de curioso" y cuando estaba cerca: - me parece..... vete a la puta que te parió niño!!!!

Volviendo al tema de los viajes, hace poco, soñé un viaje al futuro, a tal efecto, convoqué a Julio Verne, Isaac Asimov, Einstein, y otros escritores que aventuraron sus avances en la elección de los temas que atañen al futuro, ninguno es catastrófico en sus augurios, y todos tienen esperanzas de que el hombre del mañana, será más dueño de sus sueños, las dificultades que hoy tenemos serán vencidas, y el mundo será mejor, siempre está presente aún en ausencia de proselitismo, la seguridad de que como dijera antes de morir Voltaire, (ateo por excelencia): - no es posible que exista un reloj tan perfecto, sin un relojero...

Yo no soy tan cabal, pero sí pienso que el tránsito de la humanidad al futuro siempre dará mejores resultados, por ejemplo, si yo viajo a Suiza, lugar de mis amores, porque allí mora mi hija Cecilia, pienso, por qué viajar en avión e ir al encuentro de mi hija? yo me planteo, pongo una base espacial sobre mi país, y pacientemente espero a cierta distancia de la tierra que Suiza pase en la rotación del orbe por donde yo estaré sentado confortablemente tomando the para descender en mi plataforma al lugar donde ahora está pasando mi hija....

Este sueño mío, me enteré de que ya fue probado por un cosmonauta en los años cincuenta, sólo que como Leonardo, no tuvo en cuenta los accidentes físicos, y su nave explotó al bajar... pero el hombre siempre a lo largo de la historia, ha trabajado sobre la teoría verdad- error, entonces, ya alguien antes que yo ha probado mi proyecto, seguiré en el intento, y sé con certeza que podré ver a mi hija prontito.... desde el alma.... roberto


Mercedes

 

Una ciudad donde lo sueños y las quimeras conviven en franca relación
de amistad y comprensión... recostada al Hum, el río de nuestros
ancestros,... la rambla plácida y serena, es vitrina de
emblemáticas construcciones y cómodos bancos miran al rio a lo largo de la
extensa costa,... en ella se inspiraba Felisberto, cuando escribió su
cuento: El Cocodrilo...
Las clientas de las tiendas de Mercedes amaban a
Felisberto, quién además de ser escritor, vendía medias de nylon,
utilizando un raro estilo de negociación, que generaba la envidia
de los otros vendedores de la fábrica para la cuál trabajaba...
y en tanto, actuaba en salones del Ministerio de Cultura, pues
a su labor de escritor-vendedor, lucía una fuerte inspiración como
pianista y compositor...
No quedan documentos del afecto que profesaban las mercedarias al escritor
mujeriego, demente, pianista, orate, fulminante en su apostática fe,
y cierto Monseñor , otrora, junto a gente de cristiana fe, la emprendió contra aquel
loco, que tejía sus madejas de ilusiones en la costa del Hum (no queda
documentación del expropicio)...
Mercedes, tierra de promisión, siempre recostada al margen del río Hum:
tuvo su Mesías, pero - "vino a ellos y ellos no le conocieron, y a
quienes le conocieron dióles la potestad de ser llamados hijos del
Altísimo" asombrosamente el Mesías mercedario sobrevivió a la historia
del lugar,... pues hay mentas, de que aún mora en la ciudad...
recorrió el territorio conocido de la patria gaucha, y,
como Jesús de Nazaret tuvo su entrada gloriosa en la mítica Montevideo,
donde las huestes de fervientes creyentes, cantaron su
Hossanna....Hossanna, Hossana... Benditoooo....
Recorrió las calles de la capital, vestido humildemente con una túnica
blanca, y un manto de color azul, su cabello largo y escaso, los ojos
profundamente humeantes y oscuros, penetraban con ternura la mirada de
los curiosos que se acercaban a tomar el pan que repartía a cielo
abierto, en las esquinas y que pedía en las panaderías que le recibían
con cierta temeridad y desconfianza, pero nadie osaba maltratarle,
era un hombre de paz, y su único enemigo era el Papa...
Retornó a Mercedes, porque quién allí nació, difícilmente puede dormir
el sueño de la paz en la ausencia de la vertiente del Hum, y duerme en
la torre de un edificio, en el cuál fue ungido albañil por el
constructor Eusebio Illa, quién en 1914, por encargo de dos grandes
comerciantes mercedarios: Cazalás y Molin, edificó un emblemático
edificio, que hasta hoy se conserva espléndido, a casi cien años de su
construcción... no hubo arquitectos en la dirección de esa construcción,
a la que algunos comparan con la Torre Eiffel de París, siempre salvando
las distancias...
Lo que sí es sabido por los antiguos pobladores de la ciudad en
cuestión, es que este edificio no fue construído por hombres, se cuenta
que ángeles en las noches de luna llena, batían sus alas en el frenesí
de la elaboración de esa joya, de extraño diseño, viva aún hoy,... y
dicen que entre sus ladrillos (en época en que el hormigón era
ignorado), masas de hormigón de color sangre lechaban los muros,... de ahí
el nombre iniciático de la constructora: Blockmigon... si bien esta
denominación nos mueve a pensar en un fonema inglés, es muy simple la
descomposición: Blok - de - hor- migón...
La unción de nuestro Mesías en la casa de Cazalás y Molin, es la
presencia viva del gran constructor que rige las logias masónicas del
orbe, él como hombre elegido por el gran Maestre , no podía ser menos
que constructor, pues reza el capítulo uno de la Sagrada Biblia: " Hizo
al hombre a imagen y semejanza suya... lo hizo"... o sea "construyó"...
Los hombres que guardan celosamente la historia de la vida, pasión y
muerte de este Nuestro Mesías, lo mentan en la torre izquierda de la
casa en cuestión, allí creeb, vive en cuerpo y espíritu,...
Ya antes de partir, había dejado de comer frutos de la tierra y del trabajo de los
hombres, se solazaba en la oración y la meditación, dormía sobre la
tierra y su almohada era una piedra.... habia renunciado a la trasmisión
de su mensaje, pues no encontró un solo mercedario digno de proseguir su
testamento... más,... le ofendían y se mofaban de él diciéndole: Dios
verde....
Desde el alma... roberto

 


Regresar a Enlaces Uruguayos