Eduardo freda, Pilan

bannernestor1.gif (4284 bytes)


Eduardo Freda  "Pilán"

(encender el audio)


Hombre de radio, teatro y televisión, acaso su creación más famosa fue Pilán, un personaje dedicado a los niños. Durante varios años partició en Decalegrón, elenco al que accedió a través de Quique Almada cuando falleció Dante Ortiz. Allí compuso varios personajes, entre ellos, El Haba, creado por Eduardo D´Angelo especialmente para él y también es muy recordado por su impecable imitación de Liber Seregni en Los Rodelú.

Pionero del teatro independiente, en calidad de actor integró diversos elencos y se recuerda su memorable actuación en la obra "Un guapo del 900".

También su programa radial "Corrientes y Dieciocho" tuvo una notable repercusión. Tanguero de ley, la radio fue el principal vehículo de su amor por el 2 por 4 y también participó junto a la Sinfónica Municipal como maestro de ceremonias en sus conciertos de tango.

Algunas obras en las que se destacó por haber ecrito y dirigido fueron " Mi noche Troila " "Boedo Casi Avenida de Mayo” , actuó en muchas otras como " Borges de la Esquina Rosada" , organizó y estuvo al frente de Espectaculos tangueros como " A Todo Tango" con Daniel Cortés y Nelson Pino.

Su último trabajo fue un comercial en el que publicitaba un producto lácteo caracterizado precisamente por su inmortal Pilán.



 Entrevista a Eduardo Freda

"Cuando quedé sin trabajo, dormí muchas veces en un banco de la Plaza Independencia"

1) ¿Por qué usa su apellido materno?
Porque arranqué cantando tangos y me pareció que cantar tangos con apellido Sarragúa era un poco complicado. Yo ya venía experimentado de la escuela que los compañeros y las maestras no le embocaban nunca con el apellido. Y no es tan complicado.
 
2) ¿Comenzó muy joven a cantar tangos?
Sí, cuando tenía dieciséis años.
 
3) ¿Dónde cantaba?
Empecé a cantar en reuniones, en despedidas de soltero, como empieza todo el mundo, pero después empecé a cantar en locales. De puro aventurero me junté con dos muertos de hambre (se ríe), un guitarrista y un bandoneonista, ahora supongo que no éramos muy buenos que digamos. Yo soy un tipo con mucha autocrítica, así que me di cuenta y me retiré del canto.

4) ¿Enrique Almada fue quien lo introdujo en el teatro?
No. Almada fue el gran amigo de mi vida. El era pianista y formamos un conjunto musical de estudiantes que se llamaba Los universitarios . Pero ya no cantaba tango, cantaba bolero, afrocubano, brasileño. Andábamos siempre juntos y no sé si fue a él o a mí que se nos dio la gran oportunidad en el teatro. Puedo suponer que fue a mí, pero como íbamos siempre juntos a todos lados, empezamos los dos juntos, con Mecha Bustos en el Teatro Stella de Italia en el año 51.

5) ¿Cómo surgió esa posibilidad?
Porque nosotros éramos muy amigos de la sobrina de Mecha Bustos. Con el grupo Los universitarios hacíamos imitaciones, yo imitaba a Chevalier, a Carlitos Roldán, a Eduardo Adrián, era mejor imitador que cantor, y a ella le gustó y nos dijo si no nos animábamos a hacer teatro.

6) ¿Es autodidacta?
Sí. Estando en el liceo Suárez un día viene el bedel y nos ofrece quedarnos dos o tres veces por semana después de hora para seguir un curso de teatro que iba a dictar el escenógrafo Juan José Severino y nada menos que don Atahualpa del Cioppo. Era lo que yo quería y le dije que sí. Y el viejo del Cioppo me metió el virus. Era un viejo magnífico en todo sentido y un docente de alma, con la enorme facilidad de enseñar y que vos no te dieras cuenta. Pero soy autodidacta, no pasé por ninguna escuela.

7) ¿Cuál fue su primer papel?
Fue en Dueño y señora , con Mecha Bustos. Una comedia dramática de autores españoles, un teatro muy para señoras de abanico, un teatro digestivo. Vos cenabas e ibas a ver esa obra porque no te molestaba, te parecía bien. Yo ya conocía otras cosas, había leído impulsado por el Gallego de la Peña o Ruben Yáñez.

8) Aunque la mayoría lo conoce como comediante, ha hecho entonces muchos papeles dramáticos.
Sí, sobre todo en la época de los comienzos. Después vino la época antes de la dictadura, donde nos fuimos volcando más a la crítica social y al proselitismo teatral. Yo fui uno de los primeros en tirar la bronca porque dije en reuniones que estábamos abusando, que no todo el público era de izquierda. La mitad de la ciudadanía seguía respondiendo a otra cosa.

9) ¿Qué fue lo primero que hizo en televisión?
Fue en junio del 57, seis meses después de inaugurada la televisión. Protagonicé una obra de teatro que se llamaba Muerte con ensayo , perteneciente a Cándido Belando Viola. Hacía un papel de inspector de policía, un muchacho joven e inexperiente. Era una comedia. Fue mi primer trabajo en televisión, y como protagonista.

10) ¿Cómo surgió el personaje de Pilán ?
Jorge Nelson Mullins asumió el cargo de gerente en Canal 4 y tenía una hora y media cada tarde, entre las cinco y media y las siete, dedicada a los niños con dibujos animados. Entonces, me propuso hacer un personaje que entre película y película hiciera algún sketch. Ahí surgió Pilán, porque originalmente iban a ser dos payasos, Pilín y Pilán y por razones de presupuesto finalmente quedó en un solo personaje. El nombre surgió porque cuando iban a ser dos payasos a mí me parecía que tenían que tener un nombre musical, como una cosa de campana. Primero pensé en Tilín y Tilán, pero como ya estaba Tatín sonaba muy parecido, entonces resultó Pilán.
 
11) ¿Por qué se fue de Canal 4 al año?
Cuando estaba por vencer el contrato, que era de un año, averigüé lo que se facturaba por Pilán y dije no puede ser que yo, que soy el que motivo todo, esté ganando mil quinientos pesos y el Canal facture esta cantidad . Con ese argumento fui a hablarle a Romay y le fue dando largas. Cuando se cumplía el año fui a hablarle de nuevo y la secretaria me dijo que no me podía atender. Le dije: transmitile lo que te digo: yo el viernes vengo acá a hablar con él, que me atienda, porque si no, yo no sigo en el canal . El viernes no me atendió tampoco y entonces dije en el programa que era el último y me despedí. Cuando estaba en eso me ponen la placa y me cortan el programa. 12) ¿Cómo se vinculó al 12?
Yo estaba trabajando en Radio Sarandí, tenía un programa de tango, y Mullins se enteró ese mismo viernes que ya no estaba más en el 4. Entonces me llamó y me ofreció engancharme en el 12. ¿Cuánto pretendías ganar? , me preguntó, y yo le dije tanto . Me ofreció tres veces más.

13) En Canal 12 le fue muy bien.
Canal 12 fue el mejor momento de mi trayectoria en televisión. Después del primer año allí, que fue maravilloso, porque facturaba lo mismo o más a las cinco y media que a la hora pico de las nueve de la noche. Al segundo año me triplicaron otra vez la cantidad y al año siguiente me aumentaron de nuevo y me dieron, sin que yo lo pidiera, el cinco por ciento de lo que entraba por avisos.

14) El personaje, con aquel rancho de paja y las cejas y los bigotes gruesísimos, ¿fue idea suya?
Sí. Yo tenía mis admirados artistas, entonces me puse el bigote y las cejas de Groucho, algo chaplinesco también en los ojos, el rancho de paja de Maurice Chevalier, la flor en el sombrero de Marcel Marceau y además, la ropa de un tipo de los años locos, de los años veinte. Ese personaje fue lo mejor de Freda. Cuando se terminó me quedó el consuelo de pensar que, si había tenido tanto éxito, alguien retomaría la idea. Pero empezó Cacho Bochinche y Cacho (de la Cruz) se volcó para otro lado. Vos fuiste un nabo me dijo- no hiciste plata . Lo que pasa es que yo no lo tomé para hacer plata.

15) ¿Cuál hubiera sido la forma de hacer plata?
El lo dice y lo reconoce, su programa es una enorme tanda de avisos. El lo pensó para hacer plata y está cumpliendo, lleva más de treinta años. Yo lo conversé muchas veces con él, le dije que era una macana lo que hacía, pero él está para hacer plata. Yo la hice también en su momento.

16) ¿Había mediciones de rating en esa época?
Empezaban en ese momento.

17) ¿Qué rating tenía Pilán?
Ah, no sé, pero el primer día de Pilán, cuando salgo, la telefonista del canal me dice: escuchame, si todos los días va a ser así, renuncio. No paró de sonar el teléfono, todo el mundo llamando para felicitar . Ese fue mi más grande orgullo.

18) Hubo hasta desfiles por 18 de Julio encabezados por Pilán, ¿no?
El 5 de enero. Fue como un corso de carnaval donde yo iba al frente de todo y atrás venían los Reyes Magos, camellos, comparsas, actores, payasos, venía de todo. Dos veces hice ese desfile contratado por Coca Cola, que me contrató muy bien.

19) ¿Quién inventó aquello de aconsejar a los niños tomar la leche?
Ese fue un invento mío, pero con una idea tomada del Capitán Piluso, que hacía Olmedo. Yo trabajé en el mismo canal durante dos años, en Buenos Aires, era un tipo muy gracioso. Y una de las cosas constructivas que tenía su personaje era tomar leche. El lo hacía al final, la voz de la locutora le decía: Piluso, la leche, Piluso , y entraba una mano en cámara que le daba un vaso de leche. Yo pensé que la idea era muy buena y pensé hacerla al principio del programa. Fue una cosa imponente.

20) ¿Tenía sponsor ese asunto de la leche?
Un día Conaprole me invitó a una reunión de directorio. Cuando entré parecía que entraba Sinatra. Estaba todo pensado, entra una mujer con una bandeja con un vaso de leche. Entonces me dicen que habían hecho un estudio, porque de golpe y porrazo a fines del 64, pero más que nada en la temporada del 65 se notaba una venta superior a la de años anteriores. Cuando arranca la temporada de escuela notan que la línea se va para arriba, y se dan cuenta que es gracias a Pilán. Entonces, me dice el presidente: Bueno, Freda, ¿cuánto es esto? No, no se trata de cifras, yo les aconsejo a los niños tomar leche porque no les voy a aconsejar tomar whisky . Entonces me dijeron que me iban a mandar todos los meses una canasta de Conaprole. Yo la repartía en el barrio. Y un día me dejaron un sobre con una cantidad como si en este momento me mandaran cinco o seis mil pesos. Y así siguió durante meses hasta que cambió el directorio de Conaprole. Después hubo botitas Pilán y tal cosa Pilán. Yo controlaba mucho eso porque registré mi marca y a veces había cosas que no me gustaban. Y la otra cosa que me produjo mucha ganancia fue que el diario La Mañana sacó un suplemento Pilán. Cuando vino la dictadura deja de salir el suplemento y al otro número aparece Charoná.

21) ¿Por qué lo proscribieron ?
Porque yo me había manifestado como frenteamplista en las elecciones del 71. Me jugué porque estaba convencido. Me decían no te metas y yo decía ¿por qué no? si es la esperanza de todo el mundo . Y era la esperanza, lo que pasa es que después, a medida que el Frente Amplio fue cambiando, no digo que yo haya dejado de ser socialista, pero la cosa cambió. A mí me dejaron solo, solito y desnudo en la feria.

22) ¿A usted lo echaron de Canal 12 por orden del gobierno?
Sí, sí señor. Eso me lo confesó Horacio Scheck. Me dijo que tenían que sacarme porque había que efectuar cambios en la programación. Yo le dije: Horacio, nos llevamos tan bien, hace años que nos conocemos . Pensó un rato y me dice: No, a Cochile (Carlos Scheck) le llegó la orden de las Fuerzas Conjuntas de si es posible, eliminarlo.

23) ¿De Radio Sarandí se fue por la misma razón?
No, me fui porque me peleé con Solé. El estaba mal porque tenía al hijo preso por haberse enredado con los tupamaros, y conmigo no fue justo. Solé era un tipo sensacional, pero le cambió el carácter y se transformó en un tipo irascible.

24) ¿Quedó radiado de la TV durante la dictadura?
Sí, porque terminé con Canal 12 en el 72 y en el 73 con Radio Sarandí. Y estuve haciendo changas. Había un periodista, no importa el nombre, que escribía en varios medios y me dijo, sabiendo mi situación, que le escribiera notas que las firmaba él y las cobraba yo. Ahí me tiré al periodismo. Después se me abrió la posibilidad de hacer comentarios deportivos.

25) ¿En algún momento intentó volver a la televisión y no se lo permitieron?
Sí, siempre. En el 74 una agencia de publicidad que dos años después fue cerrada por pertenecer al Partido (Comunista) hizo un ciclo en Canal 10 y me llamaron a mí. Yo estaba sin trabajo y me ofrecen ser director de producción y trabajé 74 y 75. Cobraba buen sueldo pero cuando la agencia fue deschavada me quedó una plata por cobrar y quedé adentro por cinco meses. No pude pagar el hotel y ahí me vino una situación muy difícil.

26) ¿Vivía en un hotel?
Sí, entraba cuando no estaban los patrones, tenía que esperar a que se fueran porque les debía. Cuando los patrones se quedaban a dormir ahí, yo dormía en un banco de la Plaza Independencia. Por suerte era verano.
 
27) ¿Con frecuencia tenía que dormir así?
Sí, muchas veces. No dormía tirado en el banco porque me daba vergüenza, dormía sentado.

28) ¿Por qué vivía en un hotel?
Porque me había separado de mi mujer, habían muerto mis padres y económicamente estaba muy mal, y entonces me fui a vivir al hotel de un amigo de la infancia que me bajó mucho la mensualidad. Me soportó muchas esperas, pero no me soportó los cinco meses finales. No me echó, pero me sacaba la llave. Pero después se cobró. Yo conocí a la que hoy es mi esposa, una mujer fantástica que cuando me vio mal, lo que fui y lo que era, me invitó a vivir con ella. Yo me fui del hotel y cuando volví, la ropa mía no estaba, ni los libros, que tenía muchos. Se cobraron con eso.

29) ¿Cuándo le levantaron la proscripción?
Un día, Julio Alonso y Beto Triunfo se asociaron y me largaron un salvavidas, como me lo largó Ruegger, como me lo largó Kesman, como Almada y Espalter después, y me ofrecieron ser director de producción de sus espectáculos. Me dieron la posibilidad de trabajar y salir adelante.

30) ¿Cuándo volvió a la televisión?
Un día estaba hablando con ellos y me dijeron por qué no volvía a la televisión, y yo les dije que estaba marcado como frenteamplista y que tenía la fe democrática B . Y un día Beto me dice: vení que tenemos que ir hasta el Centro , y fuimos al Palacio Estévez. Estamos hablando del año 76. Subimos la escalera y se anuncia: Alberto Triunfo . Se abre una puerta, entramos y estaba Hugo Medina. Muy cordial el hombre, después lo traté muchas veces, un tipo sensacional. Yo no sabía para qué me había llevado ahí, entonces Beto dice: general, vamos a ver si arreglamos la situación de este hombre, porque está bien, es de izquierda, pero no es militante, no es un tirabombas, no es un tipo peligroso . ¿Usted me lo asegura? le dice Medina, sí, se lo aseguro . Y empezó a conversar conmigo y como conclusión me dice: usted va a volver a trabajar . Yo le dije ¿está seguro?, porque mire que las empresas no me llaman . No hay ninguna prohibición para que usted trabaje . Esto lo estoy contando por primera vez. Si usted me promete que va a trabajar bien, yo no tengo ningún inconveniente, usted va a volver a trabajar . Mire, que si no, me tengo que ir del país , le dije yo. Si usted se tiene que ir, usted me llama que yo le consigo los pasajes y se va del país con pasajes pagos por el gobierno , contestó él, y nos reímos los dos.

31) ¿Qué cargo tenía Medina en ese momento?
No lo recuerdo, pero era un cargo importante dentro de las Fuerzas Armadas.

32) ¿Consiguió trabajo enseguida?
Yo no hice nada, no fui a golpear ninguna puerta, pero por ahí se acerca Ruegger y me propone trabajar en Radio Universal. Y es muy probable que Universal haya hecho lo que hacían todas las empresas: llamar arriba y preguntar ¿el señor Fulano puede trabajar? Ahí me enganché en Radio Universal y Kesman me llevó como coordinador, por mi experiencia con Solé. Conduje la previa del fútbol y tuve mis secciones.

33) ¿Cuándo volvió a la pantalla?
En el 83, cuando Almada y Espalter me tiraron un lazo y me llevaron a Decalegrón. Y me quedé hasta el 2001, diecinueve años y medio.

34) Tengo entendido que alguna vez habló con el general Seregni de la imitación que usted le hacía en Decalegrón.
Sí, el primer año tuve la sorpresa lindísima de que a fin de año me llamó al canal para saludarme y agradecerme el respeto con el que lo imitaba. Y al año siguiente me llamó Lilí (la señora de Seregni) y me dijo que él estaba ocupado pero que le había pedido que me llamara para desearme felices fiestas. Y me dijo: eso sí, no titubee tanto ni mueva tanto la pera, porque él no es tan así . Y nos reímos muchísimo.

35) ¿Ya lo conocía personalmente?
Sí, en el setenta yo militaba mucho en los comités de base, y ahí lo conocí y me cayó bien. Me parece un hombre de gran dignidad, de gran entereza, es un paradigma. Hay dos seres humanos a los que yo respeto y quiero a muerte: mi padre y Líber Seregni. Mirá lo que te digo.

36) ¿Qué es usted hoy políticamente?
En el momento aquel en el que yo sentí que me largaron solo, me transformé en el tipo más apolítico que se conozca. Que yo tenga mi mentalidad y que vaya y vote, sí, pero no me manifesté públicamente nunca más. Soy apolítico.

37) ¿Qué está haciendo hoy?
Me sobra tiempo, a pesar de que hago cosas. Siempre quise escribir y como soy muy tanguero fui haciendo todo un archivo y ya terminé un libro que es lo más completo que se ha escrito sobre La Cumparsita y Mattos Rodríguez, con una cantidad de detalles que no se conocen. Hay una editorial que me pidió la prioridad y estamos en eso. 38) ¿Extraña los estudios de televisión?
Sí, los extraño mucho. Extraño mucho a mis compañeros, son veinte años de Decalegrón y cuarenta y seis de televisión.

39) ¿Le duele que hayan levantado Decalegrón?
Sí, hay cosas que no llego a entender, pero yo miro la vida desde otra óptica. Yo no debo enojarme porque me echaron, sino agradecer haber llegado hasta ahí. Le debo a Canal 10 y a Almada, Espalter, D Angelo y Frade la posibilidad de llegar a mi cincuentenario como actor, vigente. Claro que yo quería seguir, claro que creo que la macanearon, porque el programa que sustituyó a Decalegrón no calza sus puntos... es más barato, pero en todo sentido.
 
40) ¿Le gustaría volver?
Sí, me gustaría volver a Decalegrón. Cantidad de veces me ofrecieron reponer Pilán, y yo dije sí, pero no. Porque salir a hacer Pilán como lo hacía antes, con mi vasito de leche y un telón de fondo, no. Los tiempos cambian. Pórtate bien

Para tener siete años lo había hecho muy bien. Por eso los padres, los maestros y sus propios compañeros lo aplaudían a rabiar. La fiesta de fin de curso nunca es completa sin un buen recitador, que cargue la voz de fervor patriótico e hinche las venas del cuello a la hora de decir los versos cuidadosamente aprendidos. Aunque sea un niño de primer año. Sus padres lo esperaron al costado del escenario y lo abrazaron, orgullosos. Entonces él se dirigió a la directora de la escuela, que atendía otros asuntos, le tiró de la túnica y cuando la mujer se volvió, le preguntó: ¿cuándo lo repito? Ese día, Eduardo Sarragúa Freda 70 años, casado, dos hijos, un nieto y seis nietastros - lo tiene marcado en el almanaque como el del despertar de su vocación de actor. Hubo que esperar algunos años a que la idea madurara y pudiera concretarse. Primero fue cantante de tangos, pero su aguda autocrítica le indicó que por ahí no iba la cosa. Entonces, junto a su entrañable amigo Enrique Almada probó con el teatro y entonces sí, sintió que estaba haciendo lo que había soñado desde aquel día de fin de cursos. En 1964 inventó un personaje que quedó ligado a la niñez de quienes cuentan cerca de cuarenta: Pilán. Físicamente, una suerte de Groucho Marx criollo que invitaba a los niños a portarse bien y tomar leche y que, según dice, hizo progresar a Conaprole. En 1971 hizo pública su opción política por el emergente Frente Amplio y eso fue el fin de Pilán y el ostracismo de su nombre hasta 1983, en que Espalter y Almada lo rescataron para la pantalla chica. Antes, había vuelto a trabajar luego de un par de años de penurias- por mediación de Hugo Medina, que lo atendió en su despacho y le levantó la penitencia con un consejo, al estilo Pilán: pórtate bien.

Se desconoce la fuente de la eNtrevista


Eduardo Freda Falleció en Montevideo en setiembre del año 2003 a la edad de 72 años, otorgándole el Gobierno una pensión graciable a su esposa.


Regresar a Enlaces Uruguayos