Las historias de Betty Alter

(Historias contadas con el corazón y la nostalgia de nuestro Uruguay)

 

 

Betty es una fiel colaboradora de Enlaces Uruguayos desde hace varios años es uruguaya, nacida en Montevideo un 18 de diciembre bajo el signo de Sagitario. Reside en Buenos Aires y algunos  meses está  en Miami   donde viven tres de sus nietos.

Fue a  la  escuela Aurelia Viera 132  de  practica. y   al Liceo Zorrilla .

estudió dibujo y pintura en Buenos Aires con la profesora Susana Fernández Paglia. 

Se ha destacado como artista plástica, participando en exposiciones particulares y colectivas y ha obtenido algunos premios. Todo esto sin desatender su gusto por escribir, contando historias de personas y lugares queridos, que permanecen intactos en su memoria.


 

EL DÍA DE LOS RECUERDOS

Buenos Aires, 7 de noviembre de 2003.

 

Hoy para mí es el día de los recuerdos; hace 36 años subimos al Vapor de la Carrera con todos los cacharpos, ollas, sartenes y lo más indispensable para una casa, y junto a nuestros hijos llegamos a Buenos Aires a empezar una nueva vida... antes habíamos estado en São Paulo.

En Montevideo tenía un apartamento al lado del Sanatorio Larghero (Bulevar Artigas, entre Monte Caseros y Ramón y Cajal), que era muy  bonito, y nos vinimos a vivir en lo que pudimos, que era un "dos ambientes" pequeño con un muro alto, contrafrente, sin luz y sin sol... Muy triste, fue mucha la diferencia.

Pero ahí estábamos con sueños y anhelos de empezar una vida un poco mejor y darle a nuestros hijos lo más que pudiéramos. El más chico tenía 6 meses y la más grande 3 años y  medio.

A pesar de que no había problema con el idioma... nada fue fácil... Cómo extrañaba mi casa, mi barrio. Y Atlántida, Costa Azul, Piriápolis, ¡cómo íbamos para esos balnearios!, era un paseo que en menos de tres cuartos de hora estábamos sin correr mucho, hermoso allí ver la caída del sol.

Y hoy estoy pensando cómo se nos fueron 36 años, uno atrás de otro tan rápido... pero vividos tan profundamente... Y me entra esa nostalgia de pensar qué habría sido si nos hubiéramos quedado en Montevideo.

Nos fuimos porque estábamos mal, mi esposo había ido por varios Departamentos llevando mercadería para vender, pero no podíamos salir adelante... Y nos vinimos para acá.

Este  mes, también, noviembre... mis padres cumplirían años y los recuerdo con todo el amor que les profesé. Por ellos también va mi recuerdo.

A mis viejos les encantaba ir al Parque de los Aliados (hoy Parque Batlle), y les gustaba ir a Carrasco, cerca de ese lugar donde jugaban al tenis.

Otro lugar que recuerdo mucho es el Parque D'Urandeau (hoy Parque Rivera), caminando y paseando de la mano de ellos.  Ahí había, hace 52 años, una calle que se llamaba Ytú... no sé si todavía se llama  así.

El olor a los árboles, a sauce llorón, a eucaliptus, todos aquellos olores propios de una mañana al  lado del Parque D'Urandeau. Mate en mano, mesita con sillitas, íbamos a sentarnos en medio de tanta arboleda.

Allí se reunían y  jugaban al dominó, a las cartas; las mujeres paseaban hablando del diario vivir, y nosotros los chicos jugábamos a la escondida, a la mancha venenosa, al yo–yo aquéllos que lo tenían, y con un palo hacíamos los trazos para jugar a la rayuela...

Y las rondas cuando nos juntábamos varios: "San Severín del monte, san Severín cortés...". "A la rueda, rueda, de pan y canela..." Y cuántas más que ya me olvidé.

Y de nochecita, allá en la pequeña casita de lata que mi abuelo tenía, nos sentábamos afuera; había un aljibe en el que yo gritaba y sentía el eco de mi propia voz. Una vez me pareció ver una comadreja que fisgoneaba entre los árboles...

Y mi viejo, polaco y tanguero... apasionado por ese baile, quizás porque apretaba a mi vieja contra su corazón. Prendía la radio y buscaba donde se escuchaban los tangos y cuando sentía La Cumparsita... ahí nomás la sacaba a bailar a mi vieja. Un, dos; un, dos; un, dos, tres... eran los pasos que le habían enseñado.

De niña veía a mis queridos viejos bailar ese tango con tanto cariño, cuando al final, mi papá la besaba en los labios y la inclinaba para atrás contra su pierna, sosteniendo su cuerpo y terminando el baile como un eximio bailarín. Y yo, soñadora... los aplaudía, contenta.

Hoy, 36 años después...  ¡pucha que me acuerdo de tantas cosas! De mi partida, de mis viejos que ya no están, de mis vivencias en Montevideo, de todo lo que fue mi vida allí...

Será que los recuerdos de mis amigos se juntaron con los míos y me entró una tristeza... O será que mi hijo se fue con su familia para USA hace un año... y debo sentir lo mismo que mis viejos cuando yo me fui llevándome lo más querido por ellos: los nietos.

No me  quiero  poner  triste  pero  quise  compartir  estos  recuerdos  porque  muchos  sentirán  lo  mismo  quizas  que  yo.

 

CHECOSLOVAQUIA...1940

 

En un hogar judío, nació un niño que a los 8 días le hicieron la circuncisión, tenía una hermanita de 4 años y ese día a pesar del pánico que había en todos los hogares, por la guerra que asolaba Europa.

Se hizo un pequeño evento para circuncidar el niño.

Dos horas después entraron los alemanes a la casa sacaron de los pelos a los padres y familiares que habían ahí y dejaron a los niños solos llorando.

Nunca nadie volvió a verlos ni padres ni a la visita que ahí estaban ya que todos eran judíos.

Los vecinos cristianos se apiadaron de los niños...

Una dijo que se quedaba con el varoncito recién nacido y que iban a buscar quien se quedaría con la niña

La llevo un matrimonio que no sabia toda esta historia solo que los padres habían muerto.

Los niños crecieron en diferentes familias que no Vivian lejos.

cada familia tenia una niña de unos 10 años.....que se hicieron amiguitas ya que iban al mismo colegio

Un día entre las dos comentaron que había aparecido un niño recién nacido en la casa y la otra le comento que también sus padres habían llevado una niña de 4 años....

Las madres se reunieron y así supo quien había adoptado a la nena que tenia un hermano y que eran judíos.

No la quiso tener y buscaron una familia judía...y la encontraron y se la dieron.

Esta familia era gente de mucho dinero y no se sabe de que forma lograron salir del país rumbo a Israel...

Mientras tanto la familia que adopto al varón lo adoraban y lo criaron como cristiano dándole estudio y con los años se recibió de abogado y luego se hizo juez de la nación..

Los años pasaban raudamente

Mientras tanto Karen que era la hija adoptiva recordaba cosas de niña

Los gritos el día que entraron los alemanes, la familia que la llevo por poco tiempo y luego que no la quiso mas y la que tenia en este momento

Que la amaban con locura.

Era muy buena estudiante.

Esta gente era muy pudiente por lo que viajaban muchísimo, y le contaron que ella tenia un hermano en su país de origen....cuando tuvo 18 años quiso conocerlo y viajo a Checoslovaquia buscándolo y por vecinos y contactos lo pudo localizar.

Cosas de la vida el joven cristiano y su hermana judía.....

El era joven vivía una vida distinta a la de su hermana y no quiso ni verla ni saber nada de ella.

Karen volvió a Israel a ella no le importaba si su hermano era cristiano ella sabia que era su hermano y simplemente quería estar en contacto con el pero no se puede obligar a nadie a conocer a otra persona aunque esta fuera su hermana.

Pasaron años.....y un día que paseaba en un hermoso auto por las calles de donde nació porque ella siempre volvía

a ver su vieja casa a charlar con los vecinos a saber de sus padres..A que le contaran cosas de cuando era una niña.

Ella era muy feliz con su familia de adopción pero siempre igual quería saber todo lo relacionado a su nacimiento.

Nunca mas intento ver a su hermano.

Ese día iba rápido y pensativa, no se dio cuenta y sintió un fuerte golpe detrás del auto se detuvo y se horrorizo detrás del auto había una persona tirada en el piso.

Bajo corriendo a ayudarlo pero evidentemente estaba muerto era un hombre mayor.....inmediatamente vino la policía y la ambulancia y se la llevaron.

La incomunicaron ese día hasta que pidió un abogado.

A quien hizo llamar a su hermano...Sergei.

Cuando se vieron ambos se estremecieron eran tan parecidos los ojos los labios gruesos y las pecas que ambos tenían en la cara....

Pero los años cambian a las personas. Y Sergei no era el mismo de cuando Karen lo quiso ver la primera vez.

De pronto ella le estiro los brazos y le dijo Sergei hermanito mío.....no me desprecies....por nuestras venas corre la misma sangre,.....somos adultos...

De pronto y sin mediar palabra Sergei la abrazo tan fuerte que ella sintió que su hermano la reconocía como tal.

En medio del dolor que tenía por lo que había pasado con ese pobre hombre.....la felicidad de por fin abrazar a su hermano era mayor que todo el dolor que tenia.

Se sentaron y comenzaron a hablar de ellos de su infancia de sus padres del pasado que de pronto volvió como presente absoluto.

Sergei se había casado, tenia 3 hijos vivía feliz y muchas veces había pensado que mal que había estado rechazando a su hermana cuando lo quiso conocer. Muchos años atrás.

Pero la vida tiene sus vueltas....y esa oportunidad que Karen siempre quiso tener se le presentaba con una tragedia detrás

la muerte sin querer de un hombre que gracias a todo lo que hizo su hermano para defenderla y sacarla

Logro demostrar que era un hombre que se tiro encima del auto para matarse.

Ya se había intentado suicidar anteriormente varias veces en esta oportunidad lo consiguió contra el auto de Karen

A veces una fatalidad puede traer un encuentro como el de Seguei y Karen.

Karen visitaba a su hermano a la familia y lentamente se encariñaban al conversar y tratar de hablar de quienes habían sido sus padres y su familia.

Tenían claro Sergei seguiría siendo cristiano porque así lo sentía y ella como siempre en su propia religión la judía.

La madre de Sergei ayudo mucho a estos hermanos era viejita pero recordaba como eran sus padres y todo lo que había pasado cuando se los llevaron y ellos quedaron solos. Y llorando dentro de la casa.

Los dos querían saber, y siempre estaban agarrados de la mano querían recuperar el tiempo perdido.

Lo consiguieron, Sergei viajo a Israel , Karen le mostró todo sus raíces, quienes fueron sus antepasados y porque los mataron.

Empezó un ir y venir de visitas, Serguei llevo a su familia, y Karen cuando podía viajaba y estaba con sus sobrinos…..

Los padres de ella fallecieron y ella se convirtió en heredera de una fortuna.

Pero la vida cuando de niña te recorren en tu mente viejos recuerdos tristes

De un pasado que no debió ser.

La obligo a ella a ser diferente abrió en Checoslovaquia un hogar para niños

Sin padres, para que con los años estudiaran y se formaran personas de bien.

Lo único que hizo hincapié que no se enseñara ninguna religión, que cada uno de grande fuera lo que quisiera, y sintiera

Ella fue una mujer increíble porque cuando visitaba el Hogar se apersonaba y les hablaba a los niños de su historia que nunca debería odiar al prójimo sea del color que fuera su piel o de la religión que tuviera.

Que todo en la vida había que respetar, y siempre ayudar al desvalido como ella

Los ayudaba a que crecieran en un lugar que a pesar de no tener familia.

Se sintiera como que todos los chicos juntos eran familia Y que fueran gente de bien

Su hermano un orgullo para el país como juez de la nación….. y el nombre que le pusieron al hogar, fue el de sus padres, de común acuerdo.

Hoy día se visitan asiduamente son familia y nadie le importa el credo con que cada uno se crío

Lo que les importa que son hermanos que llevan la misma sangre

Y Hacen todo lo que sus padres hubieran querido si vivieran

Que estuvieran juntos y se quisieran….

 

Betty

 

PD. He cambiado Lugares y nombres y ciudad y algunas cosas.,

Porque ambos viven, pero es una historia real.

 

PROLOGO 1

 

Susana estaba sentada al borde

de una ladera, teniendo por compañía, un cielo gris que vislumbraba una fuerte lluvia, el olor del pasto cuando empieza a caer el agua penetraba por sus narinas.

Por sus ojos corrían cruentas lagrimas, lagrimas de vergüenza de desesperación de pensar en todo lo que hizo y terminar pronto con esa vida suya con la que estaba tan disgustada.

Su mente mientras pequeñas gotas caían sobre ella volvió a un pasado lejano

Cuando era una niña………………………….

 

CODIGOS

 

Su mama venia llorando hacia varios días porque su padre los había abandonado, vivieron 16 años juntos y una mañana se fue para no volver.

Ellos eran varios hijos y Susana la mas pequeña, tenia 8 años

La mama era una mujer de agallas que tomo las riendas de su casa con la energía de siempre, también su madre tenia una hermana la querida tía Felicia

que tendría 6 años mas que Susana pero se hizo cargo de la niña y de sus hermanos para ayudar a su querida hermana en un momento tan duro de su vida.

Felicia tenia 14 años pero con un carácter muy fuerte , como el de su hermana fue como una madre para Susana y así fueron pasando los años y superándose la familia

Cuando la tía Felicia cumplió 21 años se enamoro de un muchacho un par de años mayor que ella y se casaron, lamentablemente no pudieron tener hijos y los dos se abocaron a ver crecer y seguir ayudando a la hermana de Felicia.

Mientras tanto los años corrían y Susana se había convertido en una hermosa jovencita y pronto tuvo una relación con un joven que duro 2 años, este un día se fue y también la abandono, pero quedo de ese amor una niña, una preciosa niña que era la delicia de toda la familia

Susana sufrió muchísimo pero logro al pasar el tiempo olvidar los años se iban y

Había cumplido 25 años y trabajaba para mantener a su niña.

Un día cuando volvía del trabajo se encontró con su tío el marido de la tía Felicia que la invito a una confitería, y allí sentados frente a una ventana, le dijo cosas muy lindas que le levantaron el animo.

Que estaba preciosa, que tenia unos ojos hermosos en fin.

Por primera vez su tío la miraba como una mujer y ella solo lo veía como un hombre

Empezaron a verse a escondidas y sin pensar en el daño que podían ocasionar

Después de varios meses.

El tío le contó a su tía Felicia de esa relación y se fue de la casa.

Pero se llevo a Susana y a su hija a vivir juntos, lejos, cerca de una colina un barrio pequeño pero en una casa muy linda.

La tía Felicia quedo destruida, no solo la había abandonado el amor de su vida

Sino que se fue con su sobrina a la que había criado como una hija.

Era tan pero tan fuerte lo que ella estaba sintiendo que se enfermo de angustia,

Tuvieron que atenderla en una clínica, y estuvo bajo sicólogos bastante tiempo

Hasta que gracias a ellos, logro salir del poso en que estaba y empezar nuevamente, era joven, era linda, y tenia mucha fortaleza,

Empezó a vivir un poco para ella a ocuparse de su persona.

Mientras tanto la hermana la mama de Susana estaba desesperada amaba profundamente a su hermanita menor y no entendía como su hija se había atrevido a romper esta familia que era tan unida.

Uno tiene que tener códigos en la vida, para seguir adelante.

 

Pero parece que Susana no lo pensó…. ella simplemente se fue con el tío

Y estuvieron dos años juntos.

Pero este buen señor que debía de tener vidas ocultas mientras vivió con la tía.

Y esta ciega de amor nunca se dio cuenta.

Muy pronto una vecina del barrio a donde se habían ido, le empezó a decir cosas al igual que a Susana y esta mujer ni corta ni perezosa simplemente se lo saco.

Huyendo los dos juntos y dejando a Susana perpleja con lo sucedido.

La había abandonado su padre, su pareja primera y ahora el hombre con quien creyó empezar una nueva vida sin pensar en lo que dejaba atrás.

Después de varios días empezó a recapacitar y pensar en lo que le había hecho a su tía Felicia, solo cuando recibís en carne propia lo mismo te das cuenta de tus errores.

Estaba desesperada, no quería vivir mas y dejando a la nena en lo de una vecina para que se la llevara a su madre, subió a la ladera mas alta cerca del pueblo donde estaba y allí pensó en finalizar su vida.

No era tanto el dolor por el abandono del hombre, sino la vergüenza y el dolor que de pronto empezó a sentir por lo que había hecho.

 

PROLOGO 2 (continua)

 

La lluvia la había empapado completamente, su cabellera abundante estaba chorreando agua por toda su cara, era como un hielo que le había penetrado en su cabeza que estaba fría y por un momento pensó.

No me puedo ir de este mundo sin pedirle perdón a mi tía Felisa.

Pesaba que era inútil que nunca la perdonaría, pero ella tenia que hacerlo.

De pronto se levanto y dio unos pasos hacia atrás, no quería caer, quería ser

Perdonada…. Y empezó a correr, corrió hasta llegar al camino donde un auto le paro y la llevo hasta su casa.

La vecina ya había llevado a la nena a casa de su madre.

Se cambio ,y pidió una auto y emprendió el camino a casa de su madre.

Esta estaba desesperada ya que tenia a su nieta y pensaba que su hija iba a tomar una drástica opción ya que la nena le contó que el marido de su madre se escapo con la vecina.

Era noche cerrada cuando Susana golpeo la puerta de la casa de su madre,

Esta desesperada abrió la puerta y lo primero que hizo fue doblarle la cara de una cachetada para luego abrazarla y decirle

-que hiciste Susana –

-que hiciste-

Susana arrodillada ante su madre le pedía perdón, por todo el daño que había hecho, solo quería el perdón de la tía Felicia

La madre paso varios meses conversando con su hermana para ocasionar un encuentro para que su hija le pediera perdón.

Le contaba que estaba realmente arrepentida, que no pensó en lo que hizo, que ni ella misma sabe porque actúo así.

Pero que siempre quiso a su tía y que solo viviría para obtener su perdón

Tres meses después la tía acepto ver a su sobrina.

Desde que el marido se fue con ella nunca mas volvió ni a verlos ni hablar con ellos….

Las dos fueron a casa de La tía Felicia

Ella las estaba esperando entraron y se miraron, Susana no pudo sostener la mirada.

Las dos estaban muy nerviosas pero ahí en el medio estaba la madre de Susana y hermana de Felicia…que hablaba ni sabia lo que decía para limar la situación.

Felicia

Sabia y conocía bien a su sobrina , era tímida y de pocas palabras…..

Susana se acerco a ella tímidamente estaba sentada y le dijo llorando.

.Perdón tía perdón-

-Fue terrible lo que te hice, perdóname no puedo seguir viviendo sin tu perdón

-Tarde me he dado cuenta cuanto daño te he hecho y me lo he hecho a mi misma-

La tía Felicia la miraba fijamente, sabia que todo lo que decía su sobrina le salía del corazón, sabia que estaba arrepentida y le dijo

-Te perdono pero difícil va a ser olvidarme, te perdono-

Susana lloraba, necesitaba un abrazo de su tía, lo necesitaba y veía que ella no hacia nada por hacerlo.

-Se arrodillo a su lado y tomándole las piernas, volvió a decirle

-perdón tía perdón-

No se soltaba de sus piernas cuando la tía Felicia la tomo de los brazos la levanto y ella también. Lo hizo

Y la abrazo fuertemente diciéndole

Te perdono hija mía, te perdono y no paraba de llorar y con ese abrazo fue

Que se tranquilizo.

Se sentaron nuevamente juntas una al lado de la otra tomadas de la mano y Susana le dijo.

-Te quiero contar te quiero explicar

-Nada ni contar ni explicar ya paso, no seré la misma tía Felicia para ti porque yo cambie, porque yo ya no soy la de antes….

Pero la familia unida la acabamos de recuperar que es lo importante.

Solo una palabra que quiero que recuerdes siempre

Dentro de una familia hay que respetar CODIGOS….. Es tan importante

Entender eso para saber hasta donde uno tiene que llegar y saber no empezar.

Al nuevo abrazo se sumo la mama de Susana, ella sabia que su hermana tarde o temprano la iba a perdonar.

Las dos eran jóvenes, lindas quizás algún día, quizás…. se les cruce en el camino a ambas hombres, que las quieran de verdad, que valoren a sus mujeres y no corran detrás de otras que piensan que le ofrecen un mundo mejor.

Yo les deseo a ambas que pronto encuentre a ese hombre

 

Betty


ESA MAÑANA SUBI A UN TAXI.

Esa mañana de invierno pedí 30 minutos ante un taxi para ir a Ese iza aeropuerto principal de Buenos Aires.
Cuando hace frió y llovizna demoran en venir las taxis.
Me vestí iba a esperar a unos amigos que llegaban de Brasil
A los 30 minutos me tocaban el timbre para que bajara.
El señor me impresiono por lo amable, me abrió la puerta espero que me sentara cerro y me dijo.
-Donde la llevo?-
-A Ese iza dije yo-
-Lindo viaje contesto-
Por supuesto serian 35 pesos más 10 de espera para volver.
Buena plata para un viaje.
El Sr. tendría 60 años dicharachero y simpático.
Hablamos de todo y en un momento surgió que yo era uruguaya y el contentísimo me dijo yo también.
-De que barrio pregunte yo?-
.De Palermo-(en Montevideo Palermo es el barrio de los negros o al menos lo era hace 50 años atrás)
La conversación surgió a borbotones, yo también era de allá.
-Y a que escuela fuiste?-
Aurelia Viera....la mía grite emocionada.
Cuantos años tenes ? 60 dije yo
- y yo también....como es tu nombre-
Alberto Pérez....
..nooooooo grite yo emocionada éramos compañeros soy Beatriz Pinto.
Paro el taxi , se bajo abrió la puerta de atrás y nos abrazamos.....como si la vida no hubiera pasado.
Atisbamos nuestros rostros y nos reconocimos.
Como habíamos cambiado 50 años encima eran muchos.
Pero los recuerdos estaban tan latentes, volvió a su asiento y yo por supuesto me senté con el.
-Que es de tu vida-
-Y de la tuya-
En un abrir y cerrar de ojos nuestras vidas estaban en el tapete.
-Y te acordas de tal o de aquel
Maestras directora, secretaria todo volvió a nuestros recuerdos.
Quería que no se terminara nunca nuestro viaje.
Cuando llegamos le pedí que me acompañara que tomaríamos un café junto y esperaría a mi visita.
La que nunca llego porque había neblina y el avión se fue a Sao Paulo de nuevo y vendría 5 horas después.
Decidimos quedarnos juntos esperando....y hablando
Que niños parecíamos
Nos tomábamos de las manos y Alberto me contaba que era la primera vez después que dejo la escuela que se encontraba con una compañera y más en Buenos Aires.
Que casualidad.....cosas de la vida.
En esas 5 horas revivimos nuestra niñez el barrio los abuelos los vecinos todos....
Esa sensación de volver al pasado era inédita.
Lamentamos que ya volvía el avión y que nuestra charla llegaba a su fin.
Quedamos en encontrarnos. Con nuestra familias.
Mi visita bajo cansada, volvimos juntos yo por supuesto sentada adelante....hablaba mas con Alberto que con mi visita.
Los dejamos en el hotel y nosotros nos despedimos abrazándonos. Fuerte.
Esta historia no es muy común aunque a veces sucede
Al día de hoy nos vemos a menudo, comemos asado pero La Sra. de Alberto en homenaje a nuestros recuerdos cuando vamos a la casa.
MATE CON TORTAFRITAS.
Y así termino esta hermosa historia de un encuentro que dio tanta alegría a dos seres humanos...
que un día transitaron durante 7 años por una escuelita de la Republica Oriental del Uruguay y 50 años después se volvieron a encontrar en un Taxi...en otro pais.
Es la casualidad
Es la vida.
Son los recuerdos.... de una mañana fría en que me levante y pedí un taxi para 30 minutos después.
Cuanta felicidad me dio subir a ese taxi.
Con mucho cariño les conté esta historia.
Betty


 

DIEZ CUADRAS

A veces uno dice que 10 cuadras en la vida de una persona SON

NADA

Y quizás para otras fue un TODO fue la VIDA MISMA

Estoy recordando a mi viejo y en vez de hablar en voz alta, escribiré un poco su vida,

Vida interesante de un hombre muy culto y muy querido por vecinos, amigos, empleados, y por supuesto, su familia.

 

Canelones 1097 primer piso allí vivía David desde el año 1954 fue como un sueño para el y su familia mudarse a ese departamento que estaba a 5 cuadras de su trabajo.

Andes 1190, allí estaba el diario judío FOLKSBLAT que años después se cambio para la calle Canelones 870

Donde el era periodista, critico de teatro, y redactor.

Lo recuerdo irse a las 8 y 45 de la mañana caminar 5 cuadras trabajar , volver a almorzar y antes de entrar nuevamente a trabajar, escaparse al HISPANO el café de San José y Rió Negro.

El se deleitaba con ese cortadito que uno viviendo en otro país añora porque es muy difícil que te lo hagan tan rico. Y una media luna que era el gusto que se daba después del medio día.

Volvía de tardecita a la casa pero antes de subir volvía a su café y a la noche trabajaba hasta tarde, cuando veía que el diario al otro día iba a salir correctamente y que el linotipista había hecho todo como correspondía volvía a la casa a eso de las 2 de la mañana.

ASI era la vida de David, dinero no tenia pero su cultura y simpatía ocasiono que todos los que lo conocían lo quisieran, no había un amigo que no se sintiera orgulloso de invitarlo y que el con su presencia alegrara cualquier fiesta.

Estas 10 cuadras eran salpicadas cuando los domingos infaltables iba al estadio centenario,

al palco oficial donde tenia su lugar al lado del diario EL PAIS y EL PLATA

Lo llevaban y lo traían amigos...cuantas veces de niña disfrute de ese palco cuando

Obdulio Varela, Ghighia, Hoberg o Schiaffino hacian esos goles que uno acompañaba con los gritos.

DALE PEÑAROL QUE NO NI NO..Viejo y peludo decían algunos también

y había una viejita siempre parada ahí con zapatillas de peñarol y aplaudía con ellas.

 

Un día triste del cualquier mes pero del año 1964 ese viejo diario que era su vida, se cerró y David quedo sin lo que mas amaba en su vida, ser periodista, y estar en ese diario.

Estuvo 15 días que no sabia que hacer con su vida, que podía hacer el con 52 años a cuestas.

Dentro de la colectividad amigos lo propusieron para que entrara en la KEHILA comunidad judía donde esta todo con respecto a la colectividad.

Casamientos, entierros, ayuda a los pobres, etc.

David entro a la calle Durazno y paraguay allí trabajo años y de la casa hasta su trabajo eran exactamente 2 cuadras mas las que iba al café....en total caminaba 10 cuadras por día.

Luego se mudo la Kehila a Canelones 1068 creo justo enfrente de donde el vivía.

A los pocos años lo nombraron Gerente de la Kehila por su excelente labor., lo fue hasta el día que falleció

Así que entre su casa su trabajo y su café era menos que esas 10 cuadras.

Pero era un hombre tan feliz, siempre con un chiste en la boca, siempre con una historia de algún libro que el leía

Porque después de su trabajo y del café se pasaba horas leyendo. Y el sábado y domingo lo hacia con deleite.

Sus libros sus amigos mas entrañables

Amigos escritores que le regalaban libros (algunos los tengo en su recuerdo) con hermosas palabras de dedicación .

A veces le decían

Pero David como podes vivir en 10 cuadras y no salir de ellas.

Es mi vida contestaba, auto no tengo,

Mi trabajo mi casa mi café están en unas cuadras y mis lecturas es lo que hago y lo que me gusta.

Mi madre solía esperarlo, con ansiedad porque siempre le traía noticias frescas de la colectividad.

David le resolvía el problema a todos los que allí llegaban, si alguien se moría y no había plata para enterrarlo el hacia lo posible para que no se pagara nada.

Siempre hacia gauchadas de todo tipo a todos. Le luchaba el aumento a los que trabajaban en el cementerio y a sus compañeros

El canillita de la esquina lo quería, lo mozos del café, los empleados del viejo cementerio de la paz, el era

Un gaucho judío, peñarólense hasta la medula, y amaba al Uruguay como pocos uruguayos, fue su patria de adopción

La que lo cobijo cuando llego a los 14 años solo de una Europa en la que no había mucho para comer.

Siempre nos contaba que el Uruguay fue la Suiza de América, que todos llegaban y trabajaban y Vivian y lo mas lindo

Iban a la playa y no costaba nada.

Viajaba a Buenos Aires a vernos a su familia querida a sus nietos que adoraba y ese era el paseo más importante de su vida.

Los sábados de mañana se reunía en el café con su hijo y su nieto y era para el un deleite estar con ellos y ir a pasear un poco por la rambla.

Un día un 21 de junio de 1981 a los 73 David se fue dejando a sus hijos, esposa y familia sumidos en el dolor de perder a un ser querido y a una gran persona, que hizo bien a mucha gente.

Lo llevaron desde mi casa en andas hasta su trabajo que era en frente para darle un ultimo adiós póstumo, mucha gente lo lloro y antes de llevarlo recibimos varios telegramas de condolencias pero había uno especial

Anonadada recibimos un telegrama del café Hispano.

"David los mozos del café siempre lo recordaran con inmenso cariño"

(Aun guardo ese telegrama)

Después de ser enterrado en el cementerio de la Paz....como nosotros vivimos en Buenos Aires volví a ir al cementerio

Un par de meses después encontrando sobre su tumba dos mármoles en que decía

"A David nuestro compañero de trabajo, siempre lo recordaremos "era de la Kehila"

Pero lo que mas me llamo la atención el otro mármol

Era de los empleados del cementerio. Mi papa había sido su jefe y que emotivo lo que le escribieron.

Me emocione mucho y me sentí orgullosa de ser hija de David.

Un hombre que fue tan feliz en 10 cuadras de su barrio.

Y fue tan querido por gente humilde y de dinero.

 

 

Años después todavía pude corroborar el cariño que los empleados del cementerio sintieron por su jefe, mi padre.

Mi amigo Gady que vive en Japón me solicito que averiguara justo donde estaba la tumba de su madre así cuando el llegaba de Japón se dirigiría al lugar exacto.

Yo llegue un día domingo, siempre que me ven, me besan y me saluda con gran cordialidad, son los que arreglan las tumbas, los que entierran y alguno de la administración.( creo que hoy en día solo quedo uno de aquellos muchachos)

Les conté el caso y 7 obreros se pusieron a buscar tumba por tumba en el viejo cementerio de la paz hasta que mi esposo se acordó que la mama de Gady era de descendencia húngara y todos corrieron al lugar donde se imaginaron que estaba y la encontraron de inmediato.

Que sensación maravillosa que tantos años después esos empleados me ayudaran a encontrar una tumba solo porque la hija de David se los pidió.

 

Se debe de notar que estoy nostálgica con el recuerdo de mi viejo, pero escribo de tantos porque no recordarlo y mandarlo al foro de uruguayos

Por ese Uruguay querido que el tanto amo y por lo que nuestro país represento en su vida

Gracias por leerme-

 

Betty Orzech de Alter ( hija de David Orsuj)

 

 




Regresar a Enlaces Uruguayos