Irineo Leguizamo

bannernestor1.gif (4284 bytes)


José Batlle y Ordoñez


 
Corría el año 1908 y desde Europa Batlle escribió a su amigo Domingo Arena, en su carta le decía: “yo pienso aquí en lo que podríamos hacer para constituir un pequeño pais modelo”. Esta nota pretende  hablar de como un hombre pudo modelar una sociedad  de forma tal, que aún sus mas enconados adversarios expresen sus ideas a tantos años de su muerte.
Jose Batlle y Ordoñez presidió al Uruguay  entre 1903 a 1908 y entre 1911 a 1915.
Ocupó además el Consejo de gobierno (que el creó) entre 1921 a 1927.
Líder absoluto del Partido Colorado, sentó las bases del Uruguay moderno en función a una catarata de leyes que ubicaron a este pequeño país a la vanguardia de las naciones sudamericanas en su legislación social y en la formación de empresas públicas. Pero la base del cambio que el batllismo le imprime a la nación, parte de la transformacion de sus clases dominantes.
Batlle alienta la formación de una clase media urbana, capaz de impulsar el país el la búsqueda de su progreso individual y que sea permeable a los cambios.  Así promueve la inserción de inmigrantes venidos de Europa, para hacerse la “America” como ellos denominaban  la búsqueda de oportunidades que sus países no podian ofrecerles.
Estos inmigrantes alentados por los políticos batllistas serán el gérmen de las nuevas clases medias.
Pequeños comerciantes, artesanos, empleados de comercio y de gobierno, profesionales universitarios serán los actores del cambio. Es asiíque llegan por aluvión las leyes sociales de las ocho horas de jornada máxima, el salario mínimo, la indemnización por accidentes, el descanso semanal, las jubilaciones, los seguros sociales,  la participación  de la sociedad en sectores no explotados por  los particulares: energía eléctrica, teléfonos, seguros, combustibles, transportes, a través de sus empresas públicas.
Comienza a volcarse entre sus clases sociales los lucros de estas actividades, lo que permite un crecimiento armónico y pujante de toda la sociedad. El pequeño país modelo iba tomando forma, la enorme demanda de carne a raíz de la segunda guerra mundial hizo el resto. El país de las “clases medias” o la “Suiza de América” como se conoció al Uruguay  fue posible por la visión y el liderazgo de este hombre
.

   

Regresar a Enlaces Uruguayos