www.EnlacesUruguayos.com

2002 ~ 11 años difundiendo nuestras raíces ~ 2013


Uruguayos por el mundo


Alejandro Goldstein

Panamá

 Escritor, traductor, cerrajero y uruguayo...


El uruguayo Alejandro Goldstein, de 47 años de edad, es traductor público graduado en la Universidad de la República. Cursó la escuela y el liceo en el Instituto Yavne. Reside en Panamá desde hace un lustro (y anteriormente también vivió en Israel). Aún lejos de su tierra creyó necesario plasmar el tema de la viveza criolla en un libro que tituló "¡Contámela en colores! Historias de la viveza criolla para reír, ¿o llorar?".


 

Alejandro: ¿en que parte de Uruguay nació?
 
Mariano Moreno 2613, La Blanqueada, Montevideo.
 

¿A qué escuela asistió?
 
Escuela y liceo Yavne (Andes 1180).
 
 
 
¿A qué le gustaba jugar siendo niño?
 
Al fútbol, por supuesto, en todas sus modalidades. Ya en los churrinches del Club Nacional de Football, así como  improvisando las populares "chapitas" de refrescos como jugadores, los palillos de ropa como arcos y un botón de camisa como balón. Me encantaba tirarme con monopatín desde la esquina con cuatro o cinco niños montados en el mismo. A veces las consecuencias se pagaban con alcohol, mercurio cromo y muchas lágrimas.
 
 
 
Recuerda  alguna anecdota de su niñez?
 
En cierta ocasión disputábamos un partido "de cabeza" con mi hermano mayor. La pelota era un amasijo de papel y varios rollos de cinta adhesiva. En una de las tantas jugadas "maté" la pelota con el pecho y saqué un furibundo remate que terminó decapitando el busto de Beethoven que mi padre tanto amaba. La cuestión es que el busto de yeso quedó decapitado, dividido en dos partes. Durante meses traté de esconder lo sucedido, pero una vez que este se enteró, afortunadamente no tomó represalias contra mí.
 
 
 
¿Qué estudios realizó?
 
Primaria y secundaria completa. Estudié en la Universidad de la República, obteniendo el título de Traductor Público. A su vez cursé estudios superiores de Ciencias Políticas en la Universidad de Tel Aviv, Israel y Técnico en cerrajería en la Escuela Iade de Montevideo.
 
 
 
¿Cómo se compone su familia?
 
Estoy casado con Raquel desde hace 21 años y tenemos una hija de 13 (Maia).
 
 
 
¿Qué lo llevó a escribir “Contámela en colores“?
 
"Contámela en colores" comenzó siendo un juego, tratando de evocar mis anécdotas de 20 años en el ejercicio de la cerrajería. La cosa empezó a "pintar" bien -como solemos decir los uruguayos- y fui dándole pinceladas enfocadas hacia la viveza criolla rioplatense y terminó luego de tres años de ardua y fascinante tarea.
 
Vivir en el exterior hace que uno sienta añoranzas de su tierra natal y así como los orientales se identifican en el mundo tomando mate en cualquier lugar o reuniéndose para comer un asado o para mirar por TV a la celeste, a mi llegó redactando un libro en donde desnudo nuestra intimidad, nuestras glorias, pero también nuestras miserias.
 
 
 ¿Cuál es su comida preferida?
 
No tengo comidas preferidas. Soy cien por ciento vegetariano hace dos años, pero si tuviera que escoger me quedo con un simple plato de fideos con aceite de oliva y abundante queso rallado. Más queso que pasta. Cuando fui a presentar el libro en Montevideo el año pasado, mi padre se escandalizó por mi consumo -a su juicio abusivo- de queso parmesano. Al final entendió que unos de los motivos de mi visita era degustar los quesos uruguayos. Capítulo aparte: una buena fainá del orillo, fina y crocante. Si de postres hablamos: un trozo de queso colonia, junto a u trozo de dulce de membrillo, es decir el popular "Martín Fierro". 
 
 
 
¿Realiza algún tipo de deportes?
 
Hice deportes toda la vida. El 24 de octubre de 2004 corrí la Maratón Ciudad de Montevideo de 42 kilómetros con 40 años. Lamentablemente a los dos meses comencé a tener problemas y al poco tiempo fui intervenido con éxito de una afección de hernia de disco. En la actualidad salgo con un compatriota amigo todas las madrugadas a andar en bicileta por espacio de 90 minutos en la Costanera de la Ciudad de Panamá.
 
 
 
¿Por qué eligió a Panamá para emigrar?
 
Escuché que había buenas posibilidades de trabajo y aproveché la oferta promocional que la empresa de aviación panameña Copa hacía para iniciar sus operaciones en Montevideo. Con 299 dólares (impuestos incluidos) de pasaje de avión, había que "tirarse al agua" y empezar a nadar. Así lo hice y muy feliz de haber tomado esa decisión, dolorosa en un principio, pues me fui solo. Recién a los cuatro meses pude traerme a mi familia con Ciruelita y todo, mi perra nacida en el Cerrito de la Victoria. 
 
 
 
¿Se siente cómodo residiendo allí?
 
Absolutamente. Es una tierra de gente estupenda y simpática y en el plano económico le otorga al extranjero posibilidades de trabajo más ventajosas.
 
 
 
¿Qué es lo que más extraña de Uruguay?
 
Ir a una cancha de fútbol y reunirme con familiares y amigos. 
 
 
 
¿Piensa regresar a nuestro país de manera definitiva?
 
No está en los planes inmediatos.
 
 
 
¿Cuáles son sus proyectos futuros?
 
Estoy con ganas de iniciar un nuevo proyecto literario de tinte histórico relacionado con Panamá.
 
 

¿Cuál sería su mensaje para los compatriotas que residen en el exterior?
 
Cada uno de nosotros es un embajador de nuestro país y siempre damos ejemplo de ser gente honesta, trabajadora y familiera. Siguiendo por esa senda estaremos siempre bien posicionados.

Las expresiones vertidas en los comentarios o mensajes de los entrevistados no necesariamente son compartidas por Enlaces Uruguayos, éste es un espacio de libre expresión con la sola exepción de aquéllos que sean malintencionados o que agravien a terceras personas.


Leer algunas de sus crónicas      Información sobre su libro "Contámela en colores"


      Regresar a Uruguayos por el Mundo     Regresar a Enlaces Uruguayos